Cine y Series 


“Star Wars”: La historia y curiosidades de una saga: Cómo nació “Star Wars” (Parte 1)

Vamos a contar la historia y curiosidades de la que, probablemente, es la saga más importante de ciencia ficción de la historia del cine: “Star Wars”.

 

Casi cuarenta años de historia

De ella se podrían escribir decenas de artículos, ya que “su historia” abarca casi cinco décadas, desde 1968 -cuando tuvo la idea George Lucas- hasta hoy en día: cuarenta y siete años y siete películas después, a las que habrá que sumar, además, dos nuevas entregas previstas para 2017 y 2019.

 

Desde la primera y mítica película de 1977 “La guerra de las galaxias. Episodio IV: Una nueva esperanza” –traducción bastante “libre” al español pues debería haberse llamado “Las guerras de la estrella”(1)- hasta la última entrega, “Star Wars: el despertar de la Fuerza” de 2015, han pasado la friolera de treinta y ocho años, durante los cuales se han estrenado un total de siete películas (hay que tener en cuenta que el tiempo y momento de filmación no coincide con el orden cronológico de la saga).

 

Lucas, el creador

 

George Lucas (a quien, a partir de ahora llamaremos Lucas) fue quien concibió esta idea innovadora, además de producir y escribir el guión de seis de las siete películas, y dirigir 4 de ellas. Su figura es vital para entender como se ha desarrollado esta saga en sus casi cuarenta años de vida.

 

“Star Wars” se estrenó el 25 de Mayo de 1977 (Lucas tenía 33 años) con un presupuesto estimado de 11 millones de dólares, convirtiéndose en la película más taquillera de la historia hasta aquel momento (2) (esto no es del todo cierto, porque si fuéramos rigurosos e hiciéramos un ajuste con la inflación del dólar, la película más taquillera, no solo hasta aquel momento, sino de todos los tiempos, sería “Lo que el viento se llevo” (1939), seguida de “Avatar” (2009), para, en tercer lugar, situarse “La guerra de las galaxias. Episodio IV: Una nueva esperanza”).

 

En realidad, el film nació en la mente Lucas entre 1968 y 1969 (3), es decir, incluso antes de rodar su primera película, “THX1138”, con los estudios cinematográficos Warner Bross. En aquella época, el cineasta estaba apasionado con el personaje de Flash Gordon, hasta el punto de tratar de hacerse con los derechos para poder llevarla al cine, pero no lo consiguió. Este personaje fue lo que le sirvió como punto de partida para la creación de “Star Wars”, junto a la influencia de “El planeta de los simios” (1968) y la figura del director de cine japonés Akira Kurosawa.

 

Más tarde, en 1971, llegó a un acuerdo para rodar 2 películas con Universal Pictures: la primera, “American Graffiti”(9), con un presupuesto de menos 1 millón de dólares pero que recaudó, tras su estreno en 1974, más de 100, siendo nominada a 5 Oscar, incluidos mejor director y mejor guion, de los que no ganó ninguno; y la segunda, “Star Wars”, que aunque se logró iniciar el desarrollo del proyecto, fue cancelado.

 

Fue entonces, a primeros de 1973, cuando comenzó a visitar estudios para volver a poner en marcha “Star Wars”, pero uno tras otro le rechazaban a pesar de ir siempre de la mano de su amigo y socio Francis Ford Coppola, el hombre del momento, ya que recientemente había ganado el Oscar por “El Padrino” (1972). Y es que Lucas y Coppola ya habían iniciado su amistad cuando coincidieron en Warner Brothers -a ese grupo de amigos pertenecía también Steven Spielberg-, e incluso habían creado American Zoetrope, su propio estudio cinematográfico en 1969 (7 y 8).

 

Hasta que no apareció en escena 20th Century Fox, depositando su confianza en Lucas, no se reinició el proyecto. Y nunca mejor dicho, si se tiene en cuenta que el directivo del estudio, Alan Ladd Jr, aprobó la iniciativa en junio de 1973 por creer más en el talento de Lucas como director que en la película en sí misma como fuente de ingresos. En ese momento, el cineasta tenía proyectado dirigir “Apocalypse Now” después de rodar “Star Wars”, pero debido al éxito de la película, finalmente fue Coppola quien cogió las riendas de la, también aclamada, “Apocalypse Now”.

 

Fuente de beneficios

 

Los interés económicos del estudio hicieron que la negociación contemplará la renuncia a su salario como director, a cambio de recibir una parte de los beneficios de taquilla (aproximadamente un 40%), así como mantener los derechos de autor sobre la película –en ese momento ya tenía en mente que sería una trilogía-. Además, y no menos importante, Lucas se quedaba con la propiedad de concesión de licencias y con los merchandising asociados al film. (4)

 

En este sentido, para entender la importancia del merchandising conviene saber que en el momento de la venta del imperio “Star Wars” a la marca Disney, en octubre de 2012, ya había generado 20.000 millones de euros. Como curiosidad, la empresa Kenner, encargada de fabricar de manera oficial los muñecos de “Star Wars”, vendió, tan solo el primer año -1978-, 42 millones de unidades. Hasta tal punto fue la demanda que en Navidad del 78 salieron al mercado “cajas vacías”, incluyendo, únicamente, un certificado prometiendo la próxima entrega del juguete en marzo de ese año. ¡Asombroso pero cierto! (5) Quedo demostrado que “Star Wars” no solo era un éxito de taquilla, sino que abría una nueva forma de hacer dinero alrededor de las películas, coyuntura que se sigue dando hoy en día, enriqueciendo a los estudios y productoras (curiosamente, en aquella época, Disney, actualmente nuevo dueño de la factoría “Star Wars”, era el único que aprovechaba el merchandising de sus películas (6)).

 

Claves: guión y efectos especiales

 

Pero volvamos al acuerdo con 20th Century Fox. Una vez firmado, se comenzó a escribir el guion y en mayo de 1974 ya estaba acabada la primera versión, a la que sucedieron tres más, culminando el proceso de creación el 1 de enero de 1976 con la finalización de la cuarta y última versión titulada “The Adventures of Luke Starkiller” –aunque, indudablemente, se continuó escribiendo y añadiendo personajes hasta, prácticamente, el último momento-.

 

Entretanto, a principios de 1975 la Fox había cerrado su departamento de efectos especiales, por lo que Lucas decidió crear en mayo de ese año Industrial Light & Magic (10), su propia empresa de efectos especiales, imprescindible para realizar los impresionantes efectos conseguidos para recrear la película, nunca vistos antes en la historia del cine (hoy en día, esa empresa, ahora en manos de Disney, ha ganado 16 Oscar y ha participado en más de 200 películas como: “Indiana Jones”, “Regreso al futuro”, “Parque Jurásico”, “Harry Potter”, “Parque Jurásico”, etc.).

 

Tras diversas dificultades y obstáculos, en marzo de 1976, Lucas partía al desierto tunecino donde comenzaría el rodaje el 22 de ese mismo mes. Y este solo es el inicio de la historia. El resto en próximas entregas. En concreto, en otros ocho artículos, siete de ellos dedicados a cada una de las películas de la saga, y un noveno que llevará por título, “Y ahora qué, una saga más para recaudar dinero”.

 

RELACIONADOS