Economía y Empresa 


“Split” y “Contra-Split” en Bolsa

El desdoblamiento o «split» de acciones consiste en dividir el valor nominal de las acciones de una sociedad en una proporción determinada y, consecuentemente, multiplicar y dividir en esa misma proporción el número de acciones y el precio de mercado de las acciones, respectivamente.

La finalidad de esta operación es proporcionar mayor liquidez a los títulos de la sociedad, mejorar sus volúmenes de contratación y reducir el valor de las acciones en el mercado; es decir, se produce un aumento de la fraccionabilidad de la inversión del accionista. De este modo, el accionista poseerá mayor número de títulos pero con un precio proporcionalmente menor (Inditex lo realizó hace relativamente poco).

La modificación del valor nominal de las acciones precisa la modificación de los estatutos sociales y requiere también realizar determinados trámites ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Servicio de Compensación y Liquidación de Valores y las Sociedades Rectoras de las Bolsas de Valores.

Esta operación no supone ningún desembolso para el accionista; es decir, se trata de una operación sin efecto económico-financiero pero con un claro efecto psicológico al reducir el precio de las acciones en la proporción establecida. Así, por ejemplo, una empresa que reduce el nominal de sus acciones a la mitad verá duplicado el numero de acciones y reducido a la mitad el valor individual de las mismas. En otras palabras, para el accionista es lo mismo tener una acción de 10 euros que 2 acciones de 5 euros.

El agrupamiento de acciones o «contra-split» consiste en reducir, en una determinada proporción, el número de acciones en el mercado, y multiplicar por esa proporción el precio de las mismas y el valor nominal. Es la operación contraria al desdoblamiento y con ella se pretende que en el caso de una empresa cotizada con un número elevado de acciones y un precio muy reducido de las mismas —generalmente producido tras la realización de uno o varios «splits» en exceso, o numerosas ampliaciones de capital en empresas con precios por acción bajos—, eliminar la volatilidad que se produce cuando la variación de una única unidad en el precio produce variaciones porcentuales muy elevadas (lo realizó hace relativamente poco Bankia).descarga (1)

Por ejemplo, una sociedad cuyo precio de mercado por acción es de 0,20 euros, la variación de un céntimo de euro, arriba o abajo, implica una variación en términos porcentuales de un 5%. Esta volatilidad es aprovechada por especuladores y si a ello se añade una elevada liquidez puede ocurrir que la tendencia de los precios sea nula o muy suave. El agrupamiento pretende, por ejemplo, multiplicar el valor de 20 céntimos de euro a un nivel de 1 euro y dividir el numero de acciones en el mercado en cinco veces.

El Split y el Contra-split no suceden cada día, pero son operaciones recurrentes en el mercado. Si te interesa el mundo de la bolsa son operaciones que debes saber.

RELACIONADOS