Patrimonio 


Sophie Calle (II)

Continuando la reseña sobre Sophie Calle que iniciamos el mes pasado, muestro ahora otras de sus series:

En 1986 se encontró un grupo de ciegos y uno le decía a los demás “ayer vi una película preciosa”, así, decidió preguntarle qué era la belleza para ellos. Estuvo realizando esta obra dos años en Francia y en Austria. Esta obra se tituló Les Aveugles (Los ciegos). Ella dice que la belleza de este proyecto se encuentra en la paradoja de preguntar a personas ciegas por la belleza, pues explica que ella nunca le hubiese preguntado a alguien cuál es su imagen de la belleza

Entre finales de los 80 y  la década de los 90 realizaría una de sus series más destacadas que sería Relatos autobiográficos. Realizó diez fragmentos de texto con fotografías a modo de álbum, aquí la fotografía actúa solo como ilustración y tiene el texto mayor relevancia, algunas fotos muestran los títulos de los textos como “El albornoz” o “La cama” y otras fotografías solo reproducen alguna referencia del fragmento como “El encuentro” o expone de forma poética lo narrado como en “El otro”.

Ese hombre me gustaba, pero desde nuestra primera noche de amor tuve miedo de mirarle. Creía que amaba aún a Greg y temía ser invadida por la idea de que el hombre que estaba en mi cama no fuera el bueno. Preferí cerrar los ojos. En la oscuridad subsistía la incertidumbre. Un día tuve la torpeza de decirle por qué, en la cama, mantenía los párpados cerrados. No dejó traslucir nada de sus pensamientos. Algunos meses más tarde, por fin ya libre de los fantasmas de Greg, abrí los ojos, segura sin embargo de que era él a quien quería ver. No sabía que esa sería nuestra última noche: él iba a dejarme. (Sophie Calle, El otro, 2006).

Aquí las obras tienen una calidad mayor, ya no solo pretenden tener una función documental, sino que le suma el carácter artístico, de las imágenes preparadas y realizadas en color, y además, son menos veraces en relación al relato.

En 1990 realiza la serie Les Tombes (Las tumbas), aquí, hace fotografías de lápidas de un cementerio de un pueblo de California.

En 1991 realiza La ausencia, serie en la que a través de testimonios de los guardas de sala y otras personas que tenían que ver con unas obras de arte robadas, recreaba una historia y coloca las obras en el lugar en el que habían desaparecido.

Fotografías de la serie Ausencia

Fotografías de la serie La ausencia.

En 1992 vuelve a hacer referencia a su propia vida y crea la obra Autobiographical Tales. The Husband (Cuentos autobiográficos. El marido). En este mismo año realiza No sex last night (No hubo sexo anoche), película dirigida por ella y por Greg Shephard en la que muestran la ficción de sus dos personajes reales en un viaje por Estados Unidos, grabando ambos con sus cámaras, a modo de performance. Estos resultados constituirían la película Double Blind (1996). La película terminaría con la escena en la que ambos se casan en una capilla en Las Vegas. Esto formaría parte de los relatos autobiográficos con la fotografía en blanco y negro de este momento.

Dieta cromática

Dieta cromática

Esta película vuelve a mostrar lo más característico en la obra de Sophie Calle, que es la realidad y la ficción en unión, pues no se llega a saber qué parte de la película es verdad y cuál ficción.

Calle publica Double Game (Doble juego) en 1997, crea su obra en la que mezcla la realidad y la ficción, siguiendo la obra de Auster, y crea la “Dieta cromática”.

gotham handbook

Manual de Nueva York

En 1998 realiza Gotham Handbook (Manual de Nueva York). Sophie Calle llegó a vivir en una cabina de teléfonos que acondicionó entre las calles Greenwich y Harrison de Manhattan. En el interior de la cabina deja un bloc de notas, una botella de agua, un paquete de cigarrillos, flores y dinero entre otros objetos, y cada día pasa a reponer y limpiar hasta que la compañía decide eliminar esta cabina.

En 1998 realiza, también, The Birthday Ceremony, (Ceremonia de cumpleaños), ésta obra llegó a exponerla en la Tate, en Inglaterra, es una instalación escultural, un armario con objetos usados en el ritual de cumpleaños, en la cena celebrada con los amigos.

torre eiffel

En la Torre Eiffel

En 2002 se sitúa en lo alto de la Torre Eiffel, durante la noche de la luz de París y pide que la gente le cuente cuentos para no dormirse.

Ha realizado diversas exposiciones como Por primera y última vez, Historias de pared y Cuídese mucho, entre otras.

En 2007 lleva a cabo Prenez soin de vous (Cuídese mucho), que se expuso en Barcelona por la retrospectiva que se realizó de su obra. Aquí presenta un e-mail que recibió de un desconocido que firma como “G.”, en el cual, éste se despide de ella tras lo que parece haber sido una larga y tortuosa relación. Calle decide entregar la carta a 107 mujeres, con diferentes profesiones e intereses y les pide que la interpreten y extraigan ellas lo que entiendan. La interpretación de cada mujer se recoge por medio de fotografías y vídeo que se exponen con las copias de la carta. Se puede ver de nuevo, en esta obra la unión de realidad y ficción, la visión de hechos autobiográficos y ficticios.

En 2010 presenta Rachel, Monique por primera vez la instalación en el Palais de Tokyo de París y en 2012 muestra la misma en el Cloître des Célestins, una iglesia medieval que no conserva prácticamente decoración interior. En este edificio monta la instalación, llenando el espacio con diferentes formas de expresión de la palabra “souci”, pues Monique dijo antes de morir “Ne vous faites pas de souci”. Y en la nave principal hallamos trece placas y varias fotos de tumbas en blanco y negro, sobre la mayoría aparece la palabra “Mother” y en la última escribe “Daughter”  y en la nave lateral izquierda hay un relato con fotografías y texto del viaje de Sophie Calle a Lourdes -un trabajo anterior realizado por la artista llamado Où et quand? Lourdes-. Hallamos diversas zonas que ilustran la vida de Monique antes de su muerte. En la nave lateral derecha, observamos uno de sus sueños que su hija hizo realidad: un viaje al Polo Norte, también descubrimos el cuello y cabeza de una jirafa embalsamada.

La instalación encierra también fotos de la tumba de Monique sobre la cual hizo que grabaran “Je m’ ennuie déjà”. En esta obra Sophie Calle muestra textos, fotos y objetos personales en relación a la muerte de su madre, creando una obra íntima, un testimonio de su vida que provoca la ausencia.

Collage ‘Cuídese mucho’

En 2015 se ha realizado en Barcelona una exposición que no llega ser retrospectiva pero que presenta parte de su obra desde 1980 hasta la actualidad, con un hilo conductor en el que se puede ver su propia biografía y la forma de vivir de las personas a las que recurre en cada obra. Esta exposición se ha titulado Modus Vivendi. Aquí, expone desde el divorcio, una carta de despedida, la muerte de su madre, su fantasía sexual con Greg, etc. mostrando las experiencias personales de la artista.

Se podría decir que la obra de Calle se caracteriza por mostrar un factor autobiográfico unido con ficción a lo largo de su producción, por medio de fotografías y textos entre otros, además del uso de lo fortuito, la casualidad y lo imprevisto. Ella une la ficción de sus narraciones con su propia vida que demuestra a través de su trabajo, pues presentará sus viajes, miedos, pensamientos que narra como si se tratase de una novela.

 

Vía| BERNÁNDEZ, Asun, Perdidas en el espacio. Formas de ocupar, recoger y representar los lugares. Edit. Huerga Fierro, Madrid, 1999; Banrep Cultural

Imagen| Ausencia, AusenciaDieta cromáticaManual de Nueva YorkTorre EiffelCuídese mucho

En QAH| Sophie Calle (I)

RELACIONADOS