Patrimonio 


Sophie Calle (I)

Mi trabajo no tiene nada que ver con la intimidad. Cuando uso mi vida, no es mi vida, es una obra colgada en la pared. Sophie Calle.

Sophie Calle es una artista conceptual, escritora y fotógrafa francesa. Nació el 9 de octubre de 1953 en París y vive y trabaja en Malakoff, Francia.

Retrato de Sophie Calle

Retrato de Sophie Calle

Su obra se fundamenta principalmente en la intimidad, basándose específicamente en la suya propia, caracterizada por la exploración autobiográfica, uniendo escritura e imagen. En su producción, utiliza diversos medios o registros, desde la fotografía y los vídeos a los libros y performances. Sus obras se hallan vinculadas a las corrientes de los años 60, en las que reflexiona sobre el papel del azar en el terreno de la creación artística.

Ella aúna la imagen y el texto, pues además de escritora realiza fotografías. Parte de su obra se basa en su intimidad, pero también desarrolla temas ajenos a su persona. Su obra más que imagen y texto muestra  acciones, experiencias, nos muestra una novela, una historia[1].

A Calle no le interesa la técnica de la fotografía en sí, no busca una artisticidad, sino presentar historias, mostrar experiencias, así, podemos encuadrarla dentro del arte conceptual, en el cual se elimina la artisticidad, o virtuosismo artístico propio del arte anterior. Esta eliminación de virtuosismo manual en la producción de la obra artística o evolución estética se muestra desde las primeras vanguardias, haciéndose mayor en la segunda mitad del siglo XX. Así lo que importa es la idea y la acción de la obra, y no tanto su forma de ejecución[2]. La fotografía no cumple una función propiamente artística, sino que es una forma de capturar los recuerdos, acciones o instantes que la artista quiere guardar para usarlos como testimonio de esas historias que quiere narrar, usando la fotografía como acompañante del relato, sin presentar una importancia superior, aunque en alguna ocasión parezca que presenta mayor relevancia sobre el texto.

Sophie Calle narra hechos pertenecientes a su vida, tratando la autobiografía y sucesos de la vida de otras personas con las que se encuentra de forma intencionada o fortuita. Crea relatos en torno a sus experiencias y las de otros, produciendo cuestiones acerca de la noción del autor, el objeto artístico o la disonancia entre realidad o ficción.

Entre sus obras hallamos diversas series, que explicaremos en este artículo y en el próximo.

Los durmientes

Los durmientes

En 1979 realiza Les Dormeurs (Los durmientes). En este proyecto pidió a 28 personas que fuesen a dormir a su casa y se dejaran fotografiar. Ella observó todas las horas del sueño y fue realizando fotografías.

Suite Venitienne

Suite Venitienne

Un año más tarde, en 1980 realizó El Bronx, una serie en la que se mostraría una obra más artística. En ésta, preguntó cuál sería el sitio que jamás olvidarían si se fueran de El Bronx (condado del Estado de Nueva York) y fotografió dichos lugares.

En el mismo año realiza Suite Vénitienne, en esta serie fotografía a gente desconocida (al azar) a la que seguía con su cámara. Llegó a seguir a una persona en su viaje hasta Venecia y la siguió hasta que este personaje volvió a París donde le realizó la última foto, sin que éste supiera nada de ella, actuando así Sophie como una detective. Aquí se muestra la idea del artista como espía, su obra se basa en la vigilancia de la vida cotidiana de esta persona. Esto es un recurso que se ha utilizado antes en el arte, pero que Sophie Calle lo lleva mucho más lejos en esta serie, pues en el arte antiguo hallamos muchas veces la idea de voyeur, pero aquí se amplía, para poder tener una idea más clara de la vida del personaje que fotografía y con el que no contacta ni mantiene relación en ningún momento. Esta serie se compone de diversas fotografías acompañadas de textos como explicaciones.

En esta obra se hallan dos caminos, por un lado, la historia del hombre al que sigue, como le sigue la pista y por otro lado, su propia vida, en este viaje a la deriva, con el final de la obra compuesto por fragmentos de la obra escritos en cursiva por Calle, en los cuales expone sus pensamientos, deseos, miedos y sentimientos que se producen en ella en la fase de seguimiento del desconocido.

Las fotografías que acompañan a esta historia, las realizó en blanco y negro, acercándose a la tradición fotográfica documental, hallando fotografías del entorno, de la ciudad, las realizadas a la persona seguida y las que pide a otras personas que le echen a ella. Estas fotografías como la gran mayoría de su obra no tienen una pretensión artística sino la de narrar las acciones en su andadura y realizadas de forma fortuitas.

En 1981 realiza La Filature (La sombra), le pidió a su madre que contratara a un detective privado, que siguiera a Sophie hasta la exposición Autorretratos en el Centro Pompidou, donde la habían invitado. Su madre contrató al detective para que la siguiera durante un mes, así esta vez Sophie Calle pasaría de ser un ser anónimo que fotografía a otras personas a ser alguien capturado por la imagen, verificando su propia existencia.

Hotel

Hotel

hotel2

Hotel

En 1983 comienza a trabajar en un hotel de limpiadora para poder realizar fotografías de los cuartos desordenados que dejaban los clientes y crea su serie L’Hotel.

A Christian Caujolle le gustó esta exposición y la invitó a realizar un proyecto en que se unieran imagen y texto en el periódico francés Liberation publicado en 1983. Realiza la obra titulada  L’Homme au carnet (El hombre de la agenda). Sophie Calle se encontró una agenda perdida que devolvió de forma anónima, pero antes apuntó los contactos con los que decidió entrevistarse y las declaraciones de estos personajes se fueron publicando en el periódico diariamente durante un mes, ilustradas con una fotografía.

[1] Estas novelas o historias las va recreando, no solo con la fotografía y texto, sino también,  otros medios como videos, periódicos, instalaciones, etc.

[2] Esto se desarrollaría sobre todo en los años 60, y surgirían otros procesos artísticos como las performances, instalaciones, body art, happenings, el land art, etc.

Vía|ATREES MADERUELO, Ali Hicham, “El límite entre realidad y ficción en la imagen fotográfica a posterior de 1990. Análisis teórico”, Universidad Politécnica de Valencia, 2015.   BERTOMEU ORTEO, Carme, “Sophie Calle. Entre la realidad y la ficción” en El cuento como instrumento para el desarrollo de la creatividad artística, Ministerio de Educación y Ciencia. Secretaría General de Educación, 2006   COBELLO, Denise, Rachel, Monique. Sophie Calle. Un trabajo sobre la ausencia, entre la performance y el ritual.

Imagen| Retrato  Los durmientes   Suite Venitienne   Hotel   Hotel

RELACIONADOS