Salud y Deporte 


¿Son necesarias las actividades extraescolares para los niños?

Después del colegio, todos los niños acuden de nuevo a los parques, oyéndose risas, alboroto, pelotas que botan… en definitiva, niños jugando.

Mientras ellos disfrutan jugando al “pilla pilla”, montando en sus patines o en los columpios, los padres hablamos y ponemos a “debate” un nuevo tema: las actividades extraescolares. Como su propio nombre indica, son actividades “extras” para los niños, existiendo cada vez más demanda por parte de las familias. A más demanda más oferta. Centros deportivos, académicos y culturales ofrecen numerosas actividades siendo una de las más solicitadas, las actividades deportivas como natación, fútbol y artes marciales.

Actividades Extraescolares

¿Son necesarias las actividades extraescolares para los niños?

Las actividades extraescolares las comparo con otra de las cosas que trae el inicio de curso: los coleccionables. Los kioscos se llenan de colecciones de idiomas, cromos, de punto de cruz… Los vemos y casi todos nos gustan. ¿Quién no se ha comprado alguna vez el primer y segundo fascículo al precio de uno? Seamos realistas, no vamos a comprar todas las colecciones que tengan en el kiosco de la esquina, ya que no tenemos ni tiempo ni mucha economía de hacerlos. Comienzas con mucha ilusión, porque lo has visto en la televisión anunciar o porque tu vecino tiene la colección completa de Asterix y Obelix y si él la ha acabado tú también puedes. Cuando llevas un tiempo con tu nueva afición, puede pasar que te guste y aprendas a hacer ganchillo o que te des cuenta de que montar un barco del siglo XVII en la mesa del salón no sea tu vocación.

Los padres queremos que nuestros hijos tengan la mejor formación posible, pero debemos de tener en cuenta que las actividades extraescolares son para completar su crecimiento educativo de manera “voluntaria”. Los niños son los que tienen la última palabra a la hora de decidir si quieren o “necesitan” realizar una de ellas, y no podemos ni debemos imponerles nuestros gustos. Tampoco pretender que porque a nosotros nos apasione el fútbol, nuestro hijo tenga que ser el próximo Andrés Iniesta que, por qué no, puede ser que lo sea el día de mañana.

Evaluemos con ellos, en familia, las diferentes actividades deportivas y lúdicas que pueden realizar, que su elección sea porque están convencidos por ellos mismos. Que prueben, practiquen, valoren el deporte y la cultura. Si realmente no se divierten y aprenden con la actividad “extra” que están haciendo, es hora de que hagan una nueva elección. Aunque, quizás, prefieran jugar en el parque.

Vía| NoSoloCosasParaPadres

Más información| Actividades Infantiles Extraescolares

En QAH| La importancia de la natación en la infancia

Imagen| pixabay

RELACIONADOS