Actualidad Jurídica, Jurídico 


¿Son legales las Sociedades offshore?

La semana pasada salieron a la luz los denominados “Panamá Papers”, la gran trama de las Sociedades offshore. Pero, ¿qué es una Sociedad offshore?, ¿es legal la utilización de este tipo de estructuras? En este artículo trataré de dar respuesta a ambas cuestiones.

Una Sociedad offshore es una empresa registrada en un país que ofrece una fiscalidad ventajosa. La sede social de la Sociedad está establecida en un país en el que ella no mantiene ningún comercio y cuyos dirigentes no están allí domiciliados. Sus principales ventajas son:

-Rápida y barata:En la mayoría de las jurisdicciones una Sociedad puede ser constituida en menos de 48 horas y con un mínimo de documentación.

-No existen limitaciones por la nacionalidad de accionistas y directores: En numerosas ocasiones es posible formar la Sociedad con una sola persona que desempeña todas las funciones.

-Confidencialidad: En las jurisdicciones offshore los datos personales de accionistas y propietarios de las Sociedades no figuran en ningún registro público.

-Administración sencilla y económica: La exención de impuestos conlleva que la empresa no tenga que realizar trámites de liquidación de impuestos. Además, en la mayoría de los paraísos fiscales no se exige la presentación de cuentas anuales.

-Libertad de inversión: En muchos países existen regulaciones financieras rígidas destinadas a la protección de los inversores, que dificultan o impiden la participación en determinados negocios, valores o fondos de inversión. Las Sociedades offshore no están sometidas a este tipo de regulaciones.

-Posibilidad de redomiciliación de la sociedad a otra jurisdicción.

La forma jurídica más común de Sociedad offshore es la llamada IBC (International Business Company), que normalmente adopta forma de Sociedad de Responsabilidad Limitada o de Sociedad Anónima.   Otra forma de organización, aunque menos común, es la LLC (Limited Liability Company) una especie de Sociedad Limitada, en la que sus miembros  deben declarar los beneficios obtenidos con la sociedad en sus declaraciones de la renta individuales.

En cuanto a la legalidad, hay que tener en cuenta que el extracto del decreto 92.521 de las Convenciones Internacionales de “La Haya” establece que, “toda persona jurídica o física tiene derecho a crear una sociedad en un país de su elección sin tener la necesidad de residir allí fiscalmente”.

Por tanto, no es ilegal que una multinacional constituya filiales extraterritoriales para operar en territorios de baja tributación,  el problema aparece cuando se utilizan esas Sociedades para esconder beneficios procedentes de actividades delictivas u ocultar patrimonio para evitar el pago de impuestos en el país de residencia.

Es decir, las Sociedades offshore serán legales, siempre que el dinero no proceda de actividades criminales o se utilicen para no tributar.

Vía | ICEX

Imagen | Sociedad offshore

 

RELACIONADOS