Coaching Profesional 


¿Son las relaciones virtuales ficticias?

 

En teoría las nuevas tecnologías han supuesto un progreso en casi todos los ámbitos de nuestra vida. En las empresas, particularmente suponen un gran avance de cara a la comunicación de la organización, ya que es una de las claves del éxito empresarial. Ahí estamos todos de acuerdo y creo que debería fomentarse aún más el uso de este tipo de redes, ya no solo por la facilidad de comunicación sino también por el tema de la publicidad.

Pero hoy quiero salirme un poco del mundo laboral y sumergirme en el mundo familiar y privado. ¿Os habéis parado a pensar en qué nos está convirtiendo el abuso tecnológico? Es maravilloso como puedes comunicarte con amigos que están en la otra punta de la ciudad, en otra región o incluso, en otro país. Hasta ahí, todo es fabuloso. Pero me preocupa que cada vez sea más típica la estampa de varios amigos/familia en un restaurante con sus miradas puestas en sus smartphones. Abusiva la comunicación tecnológica pero, ¿ y la comunicación de toda la vida? ¿qué va a pasar con el cara a cara y las risas de verdad? ¿terminaremos siendo esclavos de las comunicaciones ficticias y de los emoticonos?

Sabías que… en España 9 de cada 10 niños mayores de 15 años tiene teléfono móvil. 

Internet móvil

Internet móvil

¿Dónde quedarán las broncas de los padres cuando los niños venían manchados de barro de jugar en el parque? Ahora los niños hablan a través de sus móviles y ya no sólo móviles, los videojuegos también juegan un papel importante en esta transformación ficticia que estamos sufriendo. Los niños ya no hablan para contar historias o para jugar, ahora hablan a través de sus “maquinitas” para pasarse virtualmente juegos. Aunque realmente a muchos padres les interesan que sus hijos se mantengan callados con el videojuego para así ahorrarse tener que estar atentos porque estén correteando por medio del restaurante con otros niños jugando al pillar o al esconder.

Sabías que… el 62,6% de la población española emplea internet.

La sociedad avanza y eso es algo bueno pero seamos conscientes de qué clase de personas estamos educando para un futuro. Debemos concienciarnos de que llegaremos a un punto en el que todo será ficticio, de hecho ya lo es. Un típico ejemplo es, quedar con un amigo para tomar una cerveza y que ambos estén usando sus teléfonos móviles para a su vez hablar con otros amigos que no están en el lugar. Finalmente conseguimos no estar al 100% con el amigo que hemos quedado para tomar una cerveza ni estar al 100% con ese amigo con el que hablamos por el móvil porque no está presente, por lo que el resultado es no estar con ninguna de las dos personas realmente. Así que les animo a que dejen sus teléfonos por un momento y se centren en valorar vuestro entorno, personas, naturaleza, clima…

Para finalizar, una frase de un gran sabio que ya supo que esto iba a ocurrir. “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas.” Albert Einstein.

 

Vía| El mundo

Mas información| Euractiv

Imagen| Internet móvil

En QAH| La vida virtual

 

 

RELACIONADOS