Trending 


¿Son incompatibles la democracia y el Islam?

Existen muchas religiones y creencias en el mundo pero entre las mayoritarias destaca, hoy en día, la musulmana. Todos aquellos países de mayoría musulmana pertenecen a lo que denominamos el Islam. Desde la perspectiva de la cultura occidental de raíces cristianas, a la que pertenece la democracia como sistema político dominante, vemos con extrañeza las costumbres que rigen esas naciones en las que leyes y normas están íntimamente relacionadas con la religión, una religión que impone conductas ajenas a las nuestras y en ocasiones completamente contrarias a nuestra forma de entender la vida y la sociedad.

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/108007/jose-sanchez-alarcos-creer-que-islam-democracia-son-incompatibles-no"]

Para la opinión pública internacional, la relación entre el Islam y la democracia es un tema importante de actualidad. Saber si hay incompatibilidad entre ambos conceptos es cuestión de opiniones ya que hay distintas formas de democracia y algunas de ellas permiten matices aplicables en países musulmanes. Pero no siempre es posible amoldar democracia e Islam. Los más radicales consideran el sistema democrático como demasiado abierto y contrario a las directrices del Islam, siendo grupos que acostumbran a llevar la voz cantante en las zonas de mayoría musulmana. Sin embargo, también hay voces que claman por una apertura a la democracia. Entre otros alzamientos, la llamada “primavera árabe” es un llamamiento al cambio en diversos países musulmanesmediterráneos para que, entre otras cosas, las mujeres puedan tener una mayor participación social e igualarse a los hombres en muchas cuestiones en las que se encuentran marginadas o con nula presencia.

 

ballot-160570_640El problema, para aquellos que apuestan por aproximarse a la democracia, son las características reticencias de esta clase de regímenes a los cambios. Si se trata de establecer la compatibilidad del Islam con la democracia hay que tener presentes una serie de factores externos, internos, sociales, religiosos y tradicionales que hacen muy difícil decantarse determinante por el sí o el no frente a esta cuestión. Lo más certero sería analizar país a país, según sus circunstancias, para crearse una opinión sobre si la incompatibilidad o no, al ser tan difícil generalizar sobre el asunto.

Y tú, ¿qué opinas?

Por María Font Oliver

RELACIONADOS