Economía y Empresa, Jurídico 


Soluciones al paro efectivas y no efectivas

En esta ocasión abordaremos las distintas soluciones que existen para acabar con el paro, por desgracia un tema muy actual en la realidad española y que preocupa a un 80% de los españoles. Lo abordaremos desde el punto de vista de las distintas políticas o medidas que se pueden tomar, sin analizar en ningún momento la perspectiva macro; por lo que las teoerías macroeconómicas pueden ser contrarias a las políticas aqui expuestas. Las soluciones al paro se van a dividir en dos grandes grupos : soluciones falsas y soluciones verdaderas.

d

Soluciones falsas o no efectivas.

1) Reducción de la jornada laboral: esta idea surgió en Francia y sus beneficios pueden ser puestos en duda.En primer lugar esta solución olvida que el trabajo no es homogéneo, o lo que es lo mismo, que si yo estoy haciendo un proyecto en mi hoja excel  adaptaré la hoja a mi gusto, y el que venga por la tarde no tiene porque entender mi configuración personal; o en negocios con trato al cliente, a éste no le gusta tratar con una persona cada vez; o incluso un alfarero que moldea la arcilla de una manera distinto que otro. Además consecuentemente el salario se vería reducido y…¿ estarían los trabajadores y sindicatos de acuerdo?

2) Jubilaciones anticipadas: en principio es una solución desaconsejada por la UE. En el caso de que el pago corra a cargo del Estado, los números demuestran que el elevado coste que supone pone en peligro los sistemas asistenciales europeos. Esta solución acaba siendo injusta ya que en numerosas ocasiones el trabajador pierde el nivel de renta.

3) Protección del empleo: se trata de dificultar el despido (“clavar la contratación”) . Las consecuencias de esta medida, muy caracterísitica de nuestro país, acaba llevando a una menor competitividad por parte de las empresas porque en ocasiones tienen trabajadores ociosos, pero no los despiden por el coste o penalización que supone. Además incrementa los costes salariales, lo que en empresas con problemas de liquidez acaba llevando a no pagar a los empleados. Por último, en numerosas ocasiones los empresarios no contratan si no existe flexibilidad en el mercado laboral, ya que el empleado pasa a ser visto como un coste fijo y casi permanente.

4) Aumento del empleo público: del 84 al 94 fue una medida que se llevó a cabo en España y disparó el déficit público, la deuda pública. Además en ocasiones, no siempre, genera ineficiencias o falta de motivación entre los empleados del sector público, al saber que tienen “asegurado” el puesto, pero por desgracia también se encuentra estancado.

d

Soluciones verdaderas o eficaces
Se definen como tal aquellas políticas económicas tendentes a generar empleo:

1)  Flexibilizar los mercados de trabajo en todas su variantes. Facilitando la contratación y el despido, reduciendo las cargas administrativas, facilitando la movilidad geográfica, que permite conciliar la vida familiar, ampliando la gama de titulaciones ( universitarias o no…).

2) Modificación de la normativa de la protección del desempleo: si el salario a percibir está próximo a la cobertura del paro esto creará mayor paro o paro de mayor duración. Supongamos  que la prestación por desemplo es casi igual al salario mínimo, salario actual del Sr. X. Por tanto el Sr. X trabajará unos meses y otros cobrará la prestación de desempleo, por lo que no promocionará en su carrera profesional para conseguir mejor salario, pero tampoco estará motivado en encontrar un trabajo o buscar el empleo permanente, ya que sin hacer nada cobra lo mismo.

3) Transformación del sistema educativo. De modo que se eleve el nivel de las formaciones profesionales, y que no sea requisito sin ecuánime tener titulación universitaria para tener la oportunidad de alcanzar el éxito en la vida profesional. Asi mismo realizar grandes inversiones en programas de formación efectivos (por ejemplo en el INEM).

4) Mejora del capital fijo social, es decir, la mejora de infraestructuras (aquellas que generan economías externas: transportes, autovías…)

5) Fomento de políticas activas de empleo: las políticas pasivas destinan sus fondos a aquellos que están desempleados, sin embargo, las políticas activas potencian la creación de empleo. Este empleo puede ser tanto privado cómo público, si bien hay que atender a la situación económica del país ya que como hemos visto antes, el empleo público tiene otra serie de consecuencias. Un ejemplo de estas políticas son incentivos fiscales para las empresas que sigan determinadas políticas de contratación.

Os dejo unos datos, que ayudan a esclarecer que tipo de decisiones se han tomado.

Generado por: Actibva

Imagen| Blog El paro

RELACIONADOS