Salud y Deporte 


Solo 5 cambios en tu dieta para perder 2 tallas

Si bien parece una labor imposible, conseguir nuestro peso y nuestra talla ideal sin pasar apetito puede ser tan fácil como efectuar unos pequeños cambios en nuestras rutinas alimenticias.

¿Quizás es imposible bajar 2 tallas con solo cinco cambios en nuestra dieta?

En lo más mínimo, pues en ocasiones, las cosas más pequeñas producen cambios pasmosos mas saludables que merece la pena poner en práctica. Uno de los aspectos más difíciles en el momento de perder peso es eludir el temido efecto rebote una vez alcanzado el peso ideal. Para eludir que ocurra esto debemos mentalizarnos de un aspecto esencial: una dieta no habría de ser temporal, comer bien es un objetivo básico que realizar día a día. Debemos concienciamos de que aspectos como limitar el azúcar o bien tomar rebosante agua son algo aconsejable no solo para nuestra figura, sino más bien asimismo para la salud general. Así, si integramos éstos consejos que te vamos a plantear de forma frecuente en nuestro modo de vida conseguiremos, ciertamente, bajar una o bien 2 tallas. No te costarán grandes sacrificios y aún menos dinero.

Te recomendamos tomar nota de ellos:

1. La canela será ahora tu mejor endulzante

En el momento en que te prepares un tazón de fruta natural en tu desayuno, añádele canela.

  • Si te preparas un té, ya antes que azúcar, mejor un poco de canela.
  • Si de noche te agrada tomar un vaso de leche para tener un sueño más profundo, no lo olvides: incluye una cucharadita de canela en polvo.
  • Cualquier disculpa es buena para aliñar ese postre o bien esa bebida con esta condimenta fantástica, saciante y conveniente para perder peso.

Las razones por las cuales nos va a ayudar a perder una o bien 2 tallas son las siguientes:

  • La canela tiene la capacidad única de imitar la actividad de la insulina en nuestro cuerpo.
  • Gracias a ella estabilizamos el nivel de azúcar en la sangre y eludimos los temidos picos.
  • Otro aspecto interesante sobre el consumo de canela es que nos deja apresurar el metabolismo para abrasar calorías y facilitar esa pérdida de peso en una zona muy concreta: el abdomen y la grasa allá amontonada.

2. Consume pan y si es de centeno, mejor. ¡Te va a ayudar a perder unas tallas!

El pan es un comestible esencial en toda dieta saludable. 

No obstante, debemos escoger bien la pluralidad con la que acompañar los comestibles que vamos a consumir

  • Como la canela, lo que hace este cereal es regular nuestro nivel de azúcar en sangre.
  • El más ventajoso de ellos es, indudablemente, el pan de centeno.
  • Nos aporta una enorme saciedad, más que ninguna otra pluralidad de pan.
  • En verdad, en el momento de perder unas tallas, las torradas de pan de centeno son estupendas y sabrosas.

Además, el pan de centeno es una propuesta ideal para nuestros desayunos pues sus hidratos de carbono son de liberación lenta, lo que nos va a aportar un buen nivel de energía a lo largo de unas buenas horas.

3. Nada de salsas. El mejor aderezo es el aceite de oliva

En el momento en que nos preparamos una ensalada o bien algún plato de carne a la plancha nos chifla conjuntarla con salsa César, agridulce, tártara…

Sabemos que de esta forma el alimento es más deseable, sin embargo, para perder dos tallas es preciso comenzar a limitar el consumo de salsas. No se trata de quitarlas por completo de nuestra dieta, sino más bien de tomarlas de forma eventual. El mejor aderezo para nuestras comidas es el aceite de oliva, que nos va a ayudar a no acumular grasa en el abdomen y además de esto, va a cuidar de nuestro corazón. Lejos de lo que bastante gente piensa, esta clase de comestibles, como el aceite de oliva, nos asisten a regular el colesterol en sangre y a favorecer el perder peso. Para favorecerte de él y bajar dos tallas, lo mejor es tomar cada mañana en ayunas una cucharadita de aceite de oliva con un tanto de limón. Y, muy importante: Aguárdate media hora antes de desayunar.

En el momento de perder peso las grasas no sobresaturadas son una pieza clave.

4. Si tienes antojo de algo dulce, escoge chocolate negro

Una onza de chocolate negro al día cuida de tu salud, sacia tus ansias por lo dulce y, además de esto, estimula tus sistema digestible y te aporta un buen tesoro de nutrientes para tu corazón.

¿De qué forma resistirse?: No lo hagas. En el momento en que te asalte el apetito entre horas, recurre a una pieza de fruta, a ciertas nueces y a un tanto de chocolate negro. ¡Te aportará un buen torrente de endorfinas!

5. Ya antes que un café con leche, mejor un café largo

El café es positivísimo en el momento de favorecer el perder peso. Nos ayuda a apresurar el metabolismo, es saciante y un buen diurético. No obstante, tenemos que tener precaución con qué lo combinamos. La leche tiene un nivel de grasa elevado y, además de esto, no es muy digestible. Si, además, agregamos azúcar, tampoco resultará conveniente. ¿Qué podemos hacer para sustituirlo? Puedes incluir un edulcorante, azúcar de coco o bien un tanto de canela.

Sin embargo, lo más conveniente es prepararnos un café largo (o bien café americano).

Agregar un tanto más de agua a nuestra taza de café es, indudablemente, una buena propuesta a fin de que nuestro desayuno sea más saludable, digestible y saciante.

Anímate a probarlo.

Vía| SUPER SALUD

En QAH|El horario de las comidas y una dieta equilibrada nos ayuda a perder peso Frutas y Verduras: las propiedades del color ¿Cuál es la mejor dieta que podemos seguir?

RELACIONADOS