Trending 


¿Sobrevivir Innovando?

El concepto de innovación ha adquirido unas dimensiones superlativas en las últimas décadas.  Se presenta como única solución para mantener un ritmo empresarial acorde con los tiempos que corren.  Como motor para cualquier empresa que quiera estar a la altura de los desafíos que se plantean en un escenario en constante cambio y donde la competencia global desde cualquier punto del planeta nos obliga a proponer constantemente mejoras en nuestra gestión, producción y servicio.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/73841/innovar-sobrevivir"]

La innovación lleva implícita el cambio y no a todos nos gustan los cambios. La mayoría de los expertos recomiendan que nos esforcemos por admitir y propiciar los cambios superando barreras como la inercia, el miedo o la ignorancia. Señalan que estos cambios son inevitables para sobrevivir en estos tiempos en los que las fronteras físicas, las identidades, las empresas y las organizaciones se están reinventando a diario, en los que hasta lo más físico o tangible – los territorios o los ciudadanos – se vuelve cada vez más difuso, escapando a la realidad y agrupándose en comunidades virtuales que solo existen en la dimensión digital. Cambios que se producen cada vez con más rapidez y que han hecho que el vértigo pase a ser una sensación familiar en las empresas en unos tiempos en que cualquier idea o artefacto puede ser vanguardista hoy y caduco mañana.

man-319279_640man-319279_640Pero la innovación no se reduce a una cuestión de estar constantemente inventando cosas nuevas. Si entendemos la innovación solo como un esfuerzo continuado por implantar algo original, nos arriesgamos a olvidar que gran parte de la innovación consiste en la capacidad de partir de modelos existentes para adaptarlos a las condiciones cambiantes del entorno.

Y es que los expertos coinciden en señalar que innovación es también sinónimo de adaptación. Que uno de los aspectos más relevantes de la innovación debe ser la capacidad de la empresa de adaptar los procesos, estrategias y tecnologías que ya existen al negocio de cada uno, por más tradicional que sea su negocio.  Es también innovadora una persona o empresa que es capaz de adoptar e implementar a su funcionamiento, tecnologías informáticas, de comunicación, de gestión inteligente de datos, redes sociales, inteligencia empresarial, etc., inventadas y utilizados por otros.

Pero lógicamente cualquier esfuerzo por innovar lleva inherente un riesgo a fracasar.  Bien sea creando algo novedoso, bien sea adaptando algo creado por otro a nuestra actividad, todos los cambios nos enfrentan a un resultado incierto. El éxito de la innovación resultará en un cambio diferencial, un cambio que aporte valor, que sea disruptivo, que solucione problemas concretos, que resuelva situaciones injustas.  Pero todo cambio, por muy necesario que sea, nos coloca en una situación de riesgo que quizás no estemos dispuestos a asumir por mucho que los tambores de la innovación y el cambio resuenen a nuestro alrededor.

¿Tú qué opinas?

Por María Font

 

RELACIONADOS