Reflexiones 


¿Sobreprotección o autoritarismo?

 

Dirige una nación con justicia.
Mueve al ejército con estrategia.
Maneja el Universo con el no-hacer.
¿Cómo sé yo que es de esta manera?
Observándome a mí mismo.

A más prohibiciones,
más pobreza en el pueblo.
A más armas,
más confusión en el imperio.
A más ingenio del pueblo,
mayor producción de cosas extrañas.
A más leyes, más bandoleros y ladrones.

Por eso el sabio dice:
No tomo acción
y la gente se transforma.
Disfruto de la paz
y la gente se corrige.
No hago nada
y la gente se enriquece.
No tengo deseos
y el pueblo vuelve a la simplicidad.

Lao Tsé

Cuando una madre pone una limitación a su hijo, suele ser para evitar un riesgo que por su corta edad todavía no es capaz de juzgar con madurez. Esto es algo aceptado en todo el mundo, dada la naturaleza protectora de los padres. Sin embargo, hasta el día de hoy, los estados aplican esta misma práctica sobre sus goberdados, a veces pasando de la sobreprotección al autoritarismo. Cierto es que en grandes y caóticas sociedades son necesarias normas que aseguren el respeto entre los ciudadanos, pero en muchas ocasiones el Estado actúa como padre, asumiendo la libertad individual de sus ciudadanos ¨por su propio bien, salud y seguridad¨.

Manipulación, privación de expresión

Manipulación, privación de expresión

Podemos pensar en ejemplos muy obvios, como países islámicos donde el hombre y el Estado asumen la libertad de las mujeres, dictaduras africanas que obligan a los niños a hacer la guerra, comunísmos que no dejan a sus ciudadanos salir del país, o naciones que prohiben hablas y culturas, derecho a la libre expresión y manifestación. Pero no hace falta irse tan lejos. En España se pasó una dura dictadura, después de la cual se supone alcanzamos una democracia justa e igualitaria. Sin embargo, ¿dónde está el poder del pueblo cuando un bipartidismo es sustentado por la manipulación de los medios de comunicación? ¿dónde está la libertad de expresión cuándo pueden encarcelar a alguien por convocar una manifestación por Internet? ¿y el respeto y la tolerancia cuando personas son encarceladas y maltratadas por su color de piel? ¿Y cuando familias enteras son desahuciadas quedando cientas de viviendas vacías?

Una vez la responsabilidad de las personas es sustituida por leyes, éstas se tornan irresponsables, algunas obedientes, otras caprichosas o rebeldes, otras, simplemente ignorantes. Es arrebatado el elemento que diferencia a un niño de un adulto. Obediencia es resignación, capricho descontrol, ignorancia egoísmo, lo único que queda para mantener la responsabilidad es la rebelión, aunque también es la opción que más riesgo y sacrificio supone.

Todos y cada una de las personas que vivimos en este planeta tenemos responsabilidad sobre lo que en él sucede

Todos y cada uno de los seres que vivimos en este planeta tenemos responsabilidad sobre lo que en él sucede

Sin irse a guerras y protestas, rebelión algo tan sencillo como tomar consciencia de cada una de las acciones cotidianas poniendo en tela de juicio su función y consecuencias. Las leyes deben ser consideradas como guías hacia el respeto y la convivencia, no como imposiciones para el recaudo de dinero, ni para la protección de la élite con respeto a una clase obrera cada vez más empobrecida y privada de derechos. Y la policía, el ejército, los funcionarios públicos, deberían ser los más responsables de todos, pues su función es mantener el equilibrio de forma imparcial. Sin embargo se tornan obedientes a unos pocos, que ni siquiera son quienes los mantienen.

Con responsabilidad las acciones se vuelven impecables, el corazón se infla adquiriendo la sensación de que uno va por el camino correcto. El entorno se torna hermoso y las personas amables e incondicionales.

Y tú, ¿estás dispuesto a asumir tu responsabilidad?

 

Vía| Tao Te Ching LVII

Imágenes| Privación, Manos unidas

En QAH| La pesca de los Rockefeller & company, Las élites políticas y lo que no explica Pablo Iglesias (I), ¿Existe realmente la consciencia social en nuestro país?

RELACIONADOS