Economía y Empresa 


Sobre la reducción de capital por condonación de dividendos pasivos

La reducción de capital social por condonación de dividendos pasivos es una de las modalidades de reducción de capital estipuladas por Ley, la vigente de Sociedades de Capital. Así, en el artículo 317, se expone que:

La reducción del capital puede tener por finalidad el restablecimiento entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas, la constitución o el incremento de la reserva legal o de las reservas voluntarias o la devolución del valor de las aportaciones. En las sociedades anónimas, la reducción del capital puede tener también por finalidad la condonación de la obligación de realizar las aportaciones pendientes

Pero, ¿qué es el dividendo pasivo? en las sociedades anónimas, es la aportación al capital social que aún no ha sido desembolsada. Imaginemos a una empresa, sociedad anónima, que decide ampliar el capital social. Cuando el total del capital suscrito no es desembolsado en el momento de la suscripción, con un máximo del 75%, estamos hablando de dividendo pasivo. Se trata de una aportación sucesiva al capital social que debe quedar fijada en la escritura de aumento de capital social y que puede darse en una o varias veces.

Reducción de capital por condonación de dividendos pasivos

Reducción de capital por condonación de dividendos pasivos

De este modo, si compro ocho acciones, deberé suscribir el 100%, pero el desembolso podrá ser del 25% al inicio, es decir, de dos acciones. En ese momento, deberé establecer en qué plazos y cómo desembolsaré el 75% restante.

Como vemos, la figura del dividendo pasivo cobra especial relevancia en operaciones societarias de aumento de capital pero, ¿cómo funciona en operaciones societarias de reducción de capital social?

Mientras el accionista no desembolse la totalidad de las acciones suscritas, será considerado como un deudor de la sociedad. Ante esto, una sociedad puede renunciar a esta deuda y cubrir dicho desfase mediante reservas o bien puede acudir a una reducción del capital social. En suma, una reducción de capital social por condonación de dividendos pasivos es similar a una reducción por devolución de aportaciones. La diferencia reside en el desembolso total del capital suscrito efectuado antes de la reducción de capital social.

Por tanto, ante ampliaciones de capital con dividendo pasivo o constituciones de sociedades anónimas con dicho dividendo, pueden producirse eventuales reducciones de capital por condonación de aportaciones pendientes.

Por último y respecto de la fiscalidad de este tipo de reducción de capital, es importante señalar que se trata de una operación societaria. El impuesto que grava este tipo de operaciones es el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que cuenta con tres hechos imponibles distintos, siendo el de operaciones societarias uno de ellos. En definitiva, la reducción de capital por condonación de dividendos pasivos está sujeta a un tipo de gravamen del 1% a aplicar sobre la base imponible, constituida en este caso por el valor de los créditos que posee la sociedad frente a sus socios, quienes son eximidos de dicha obligación.

Vía| NoticiasJurídicas

Más información| CEF Fiscal

Imagen| Lawandtrend

RELACIONADOS