ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

Situación jurídica de los titulares de preferentes tras el Decreto-Ley de agosto

En uno de los innumerables Decretos-Ley de este año, el 24/2012 de 31 de agosto, se ha regulado la situación de las participaciones preferentes, estos productos financieros tan polémicos (y con toda la razón). Lo primero que hay que aclarar es que la norma solamente se aplica a las preferentes emitidas por entidades que han sido o van a ser objeto de intervención por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Las de bancos que no estén en esta situación no se ven afectadas. Por poner un ejemplo claro, la normativa  se aplica en este momento a las preferentes de Bankia, Novagalicia y Catalunya Caixa pero no a las del BBVA o Santander.

Malos tiempos para los titulares de este envenenado producto financier

Para las entidades intervenidas, el resultado es que sus titulares van a tener que asumir cuantiosas pérdidas en su inversión: los bancos afectados deben diseñar lo que se denominan “acciones de gestión” para estos productos (es decir, una propuesta sobre qué piensan las entidades hacer con ellos para asegurar un adecuado reparto de costes). Estas acciones pueden consistir en ofertas de canje por otros instrumentos de capital; ofertas de recompra de los valores por abono directo u otra fórmula; reducción directa del valor nominal conservando el producto, o amortización directa, pero a un valor distinto del nominal. En concreto será el valor de mercado aplicando las primas o descuentos  procedentes según la normativa de Unión Europea lo que parece determinar, según se ha dicho en los medios, que la pérdida para sus titulares –es decir, la parte de su inversión que va a sufragar el plan de salvamento del banco- se sitúe en principio entre el 70 y el 80% de la inversión.

No obstante, esto no termina aquí: si el FROB estima que con las medidas adoptadas por la entidad no se asegura un reparto adecuado de los costes, podrá adoptar por sí mismo y con carácter completamente obligatorio para todos, otras acciones de gestión sobre cualquier aspecto de la inversión -intereses, plazos, derechos, reembolsos, e incluso puede ser una recompra forzosa por parte de la entidad, etc. – lo que en la práctica supondría un recorte aún mayor para los derechos de los titulares de la inversión. 

Como puede verse en este breve resumen, se trata de una verdadera intervención jurídica de los derechos de los titulares de estos productos complejos, la cual comprende no solamente la posibilidad de perder la mayor parte de la inversión, sino también mucho margen de maniobra civil y procesal a favor del FROB, cuyo exorbitante poder y blindaje puede resultar de dudosa constitucionalidad. Hay que tener en cuenta, no obstante, que esta situación tan excepcional y los poderes del FROB en esta materia, finalizan el día 30 de junio de 2013.

Toda esta regulación no impide, sin embargo, que se pueda atacar el propio negocio de adquisición de las preferentes cuando haya causa para considerarlo nulo, puesto que el RDL se aplica únicamente a los negocios válidos y no a los anulados judicialmente. Si el negocio es nulo, no se aplica el RDL, y el titular pasa de compartir las pérdidas a ser un acreedor más del banco. También cabe recurrir al arbitraje, lo que parece que está teniendo cierto éxito en el caso de Novagalicia.

En todo caso, malos tiempos para los titulares de este envenenado producto financiero.

 

En colaboración con QAH| ¿Hay Derecho?

Imagen| Participaciones Preferentes

En QAH| ¿Qué es el FROB?, El cinco veces nulo negocio de las participaciones preferentes

Fernando Gomá Lanzón Escrito por el oct 11 2012. Archivado bajo QAH Profesionales.





CONOCE AL REDACTOR

Fernando Gomá Lanzón

Fernando Gomá Lanzón

- Presidente de honor de Qué Aprendemos Hoy

- Notario de Madrid

- Coeditor del blog jurídico y político ¿Hay Derecho?

- Patrono fundador de la Fundación ¿Hay Derecho?.

- Socio fundador de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial  Ver perfil completo
Acceder |