Economía y Empresa 


Situación económica del fútbol español

La última edición del estudio “Annual Review of Football Finance” realizado por la consultora Deloitte (junio del 2013) sitúa a la Premier League inglesa como la competición europea que más ingresos generó en la temporada 2011-12 con 2.900 millones de euros, seguida por la Bundesliga alemana con 1.900. La liga española se consolida como la tercera competición al llegar a 1.800 millones, de los que Real Madrid y Barcelona representaron el 56% de la facturación.

seleccion-copaUna primera conclusión del estudio –junto a las noticias sobre los millonarios fichajes de este verano– podría conducirnos hacia la idea de que en el fútbol español las cosas no van del todo mal, pero si analizamos con cierto detenimiento las cifras nos encontramos ante una gestión económica muy cuestionable que incluso podría acabar en bancarrota si no se llegan a tomar las medidas de ajuste necesarias. Los clubes acumulan una deuda que supera los 4.000 millones de euros, tienen pendientes pagos a Hacienda por 690 millones de euros y hasta hoy han pasado por el concurso de acreedores 22 de los 42 equipos de la Liga BBVA y la Liga Adelante. Contratos fastuosos, gastos injustificables, comisiones sospechosas, ayudas públicas que ahora investiga la Comisión Europea y hasta especulación inmobiliaria han llevado a nuestro fútbol profesional a un estado que amenaza con devaluar la que no hace tanto tiempo era considerada “la mejor liga del mundo”.

Los ingresos de los clubes de fútbol provienen de tres fuentes diferenciadas: derechos de televisión, ingresos por marketing y patrocinios, y recaudación en taquilla. Un rápido análisis en las tres primeras ligas europeas nos lleva a las siguientes conclusiones:

 –      Derechos de televisión: España es el único país europeo que negocia sus derechos televisivos de forma individual dando libertad a los operadores para pagar más a quien más audiencia/beneficios genera; Real Madrid y F.C. Barcelona reciben prácticamente el 50% de los ingresos, 14 veces más que el último. En la Premier League las cosas son distintas, el reparto es más equitativo y los contratos con los operadores más altos. Los derechos se venden de manera colectiva y el dinero se divide en tres partes: el 50% se reparte por igual entre los clubes, un 25% depende de la clasificación y el 25% restante de los partidos que se emiten de cada equipo; el dinero pagado por las cadenas extranjeras es dividido a partes iguales entre los 20 clubes de la Premier. En la Bundesliga existe un fijo que se reparte entre todos los equipos por igual y un variable que depende de los resultados de los últimos años; además, son los únicos que no tienen en cuenta las audiencias para destinar más o menos dinero a un conjunto. El reparto es aún más equitativo y, si bien sus ingresos televisivos son casi la mitad que en España, nos encontramos ante la liga más saneada y rentable del mundo.

–      Ingresos por marketing y patrocinios: En España estos ingresos suponen el 32% de las ganancias totales y se centran principalmente en Real Madrid y Barcelona. El fútbol inglés es el que más merchandising vende, y los 20 equipos de su liga han conseguido alcanzar una cifra récord por ingresos de patrocinio en sus camisetas cercana a los 200 millones de euros. En los últimos años, además, grandes magnates han entrado en el negocio buscando maximizar sus inversiones en equipos como el Chelsea, Fulham, Manchester United o Aston Villa.

–      Ingresos por taquilla: La Bundesliga tiene las entradas más económicas de la elite europea y la media de espectadores más elevada con 42.000 aficionados por partido. La Premier también oferta precios asequibles para todos los bolsillos y es la que más dinero genera por match day (día de partido). En nuestro país las entradas son más caras y los estadios están aún lejos de una oferta integral orientada a entretener al espectador. Sirva como ejemplo el estadio del Bayer Leverkusen, que cuenta con una red inalámbrica gratuita accesible desde cualquier parte del recinto, una app oficial para que el espectador conozca la ruta hasta su asiento o localice tiendas de alimentos y refrescos, una cuenta de Twitter activa para publicar tuits y verlos en los monitores gigantes, acceso a imágenes inéditas de entrada a vestuarios, etc.

Los clubes españoles tienen ante sí una difícil tarea para hacer del fútbol un modelo de negocio rentable: explotar mejor los derechos por ingresos televisivos con un reparto más equitativo y unos contratos con los operadores más altos, conseguir nuevas inversiones, modernizar los estadios, ajustar los precios en taquillas y convertirse en un producto más atractivo para anunciantes. Y en todo este camino no debemos olvidar los intangibles: todo aquello que suscita pasión en el espectador incluso antes de ponerse el balón en juego, que se emocione con estadios llenos, cánticos, con el público puesto en pie celebrando un córner…. En definitiva, hacer de nuestra liga ésa que querrían ver en todos los rincones del planeta casi a cualquier precio.

Vía/ Economía a lo claro

Más información/ Diario gol, Escuela Internacional de Gerencia, Cotizalia, Economía y negocios

Imagen/ España

RELACIONADOS