Economía y Empresa 


Sistema tributario español: Conceptos básicos (I)

Sistema tributario

Sistema tributario

En las últimas semanas, se ha escrito mucho sobre las propuestas que el comité de expertos ha presentado al gobierno. El objetivo de dicho informe es aportar nuevas ideas para la reforma fiscal que el Consejo de Ministros quiere sacar adelante en los próximos meses, y que entrará en vigor en 2015, siempre de acuerdo a la información ofrecida por el gobierno.

Para los profanos en Economía a los que les gustaría entender en qué consisten las propuestas, voy a ofrecer las principales características del informe. Sin embargo, considero que previamente se necesitan tener unas nociones básicas del sistema tributario español.

1. SISTEMA TRIBUTARIO ESPAÑOL

1.1 Ingresos

Ingresos públicos por país

Ingresos públicos por país

Lo primero que debe saberse es que la estructura tributaria española se compone de impuestos, tasas y contribuciones, de los cuales, los impuestos son el componente que más ingresos reporta al Estado. A su vez, éstos se descomponen en directos (52%) e indirectos (47%). Llegados a este punto, recordemos que los impuestos directos son los que tienen un componente más progresivo, es decir, el pago de impuestos depende de la riqueza del individuo, siendo el mayor exponente de los impuestos directos el IRPF. Por otro lado, los impuestos indirectos son los que gravan por igual a toda la población, no haciendo distinciones en la riqueza del contribuyente. El ejemplo más conocido es el IVA.

Los datos ofrecidos, siendo de gran utilidad a la hora de hacer un juicio moral, se encuentran faltos de una comparativa a nivel europeo. Una vez vistos los datos, la conclusión a la que se llega es que la presión fiscal en España se sitúa muy por debajo de los que se pagan en el resto de la Unión Europea (UE-15). Mientras la Hacienda española recauda el 32,4% de su PIB, la media europea se sitúa en el 40,7% (más de 8 puntos más), estando muy lejos de los países donde mayor presión fiscal existe como por ejemplo, Dinamarca (48,6%). Sin embargo, puede resultar razonable pensar que al ser España un país pobre comparativamente hablando con los países de su entorno, éste tenga una Hacienda Pública que recauda menos. Sin embargo, esto no es cierto, ya que (pese a la crisis), el PIB per cápita en España se situó en el 94% de la media europea en 2011, tal y como apunta Eurostat (datos expresados en Paridad de Poder Adquisitivo). Varios expertos apuntan a que si España tuviese unos estándares de bienestar acordes a su PIB, el gasto público debería aumentar en 66.000 millones de euros, hecho que contrasta mucho con la actual política de reducción del gasto público.

1.2 Gastos

Gasto público por país

Gasto público por país

Sin bien es cierto que el gasto público no forma parte del sistema tributario, es necesario analizar no sólo el origen de los ingresos del Estado, sino también el destino de los mismos. Es obvio que si la recaudación de impuestos no tuviese la finalidad que tiene (redistribución de la renta), nadie querría pagarlos, ni siquiera los que actualmente los defienden. Por ello, resulta necesario saber en qué se gastan actualmente los impuestos en España. Entre otras muchas cosas, el Estado destina los ingresos generados a: a) la Sanidad, b) la Educación, c) protección social (pensiones, seguro por desempleo…), d) defensa, e) orden público y seguridad, f) Investigación y desarrollo, f) cultura…

Al igual que se ha hecho en el apartado anterior, se procederá a comparar el nivel de gasto en los diferentes países de nuestro entorno. Una vez más, España tiene unos niveles de gasto muy por debajo de la media europea, situándose éstas en el 43,6% del PIB mientras que en la segunda es del 49,4% (5,8 puntos superior).

1.3 ¿Qué dicen por ahí?

En Economía, existen grandes pensadores que han tratado de dar respuesta al siempre controvertido debate de los impuestos. Todos ellos, se agrupan en 2 bloques: a) el liberal, y b) el socialdemócrata.

Respecto al primer grupo, éstos defienden que los impuestos deben ser los más bajos posibles, ya que éstos son creadores de ineficiencia. Al mismo tiempo, con la justificación de mantener el déficit bajo control, piden la reducción de servicios públicos como la Sanidad o la Educación. Algunos pensadores van incluso más allá y piden que sea el propio Estado el que dé dinero a la población para que pueda consumir. Esta teoría fue desarrollada por Milton Friedman bajo el nombre de impuesto negativo sobre la renta. Dentro del mencionado liberalismo económico (también llamado neoliberalismo), se incluye a varios políticos como Margaret Thacher quienes creían en que era injusto que una persona rica pagase más impuestos que una persona pobre. En línea con lo dicho, estas personas propugnaron un impuesto de capitación, es decir, el pago lineal de impuestos bajo el fundamento teórico de que su existencia no afectaría a las decisiones económicas de los agentes sujetos a él. Los países que tradicionalmente han seguido estas políticas han sido los anglosajones como Estados Unidos o Reino Unido.

El segundo bloque, el socialdemócrata, defiende la existencia de una fiscalidad alta y progresiva, es decir, que pague más el que más tiene. La justificación de un sistema tributario fuerte reside en que el reparto de los ingresos generados puede destinarse a la población más desfavorecida, de manera que tengan acceso a servicios que se consideran de primera necesidad como son la Sanidad y la Educación. Una vez hayan sido asegurados, existirá la igualdad de oportunidades entre individuos. Los países que han desarrollado este tipo de políticas han sido los países nórdicos como Suecia o Dinamarca.

En el próximo post, voy a hablar sobre las propuestas realizadas por el comité de expertos basándome en los conceptos planteados en este artículo.

 

Vía| Expansión

Imagen| Impuesto, Ingresos, Gastos

En QAH| Conceptos básicos de fiscalidad, ¿Es el momento de ser emprendedor? III El Impuesto de Actividades Económicas, Eludiendo impuestos, Entrevista a Antonio España para QAH: “España necesita 10 puntos de bajada de impuestos y liberalización de todos los sectores”

RELACIONADOS