Economía y Empresa 


Sin plan financiero, no hay plan

A lo largo de mi vida docente y profesional he tenido oportunidad de asistir a multitud de presentaciones de proyectos, ideas, nuevos negocios que nos presentaban unos magníficos “business plan” en cuanto a estudios de mercado, producto, clientes, estrategias de marketing, análisis de competencia, etc, pero que normalmente adolecían del mismo problema de base: el plan financiero.

Con un sencillo esquema  de trabajo, basado siempre en el rigor de los datos y la metodología de su manejo en los diferentes escenarios proyectados, cualquier emprendedor, cualquier empresario, puede llegar a determinar una primera y esencial aproximación a la estructura económico-financiera de su idea, de su nuevo negocio, “pintando” el balance corto.

El balance  de situación de cualquier compañía, desde la multinacional más compleja hasta la pyme más simple, puede resumirse agrupando los 4 elementos clave de cualquier negocio en torno a un cuadro que en finanzas denominamos Balance Corto o Balance Financiero:

 

ACTIVO NETO

(Inversión = Aplicaciones del Capital)

CAPITALES EMPLEADOS

(Financiación = Orígenes del Capital)

NECESIDADES OPERATIVAS FONDOS

DEUDA

ACTIVO FIJO NETO

RECURSOS PROPIOS

Este sencillo cuadro nos presenta, en un vistazo, la estructura del negocio y del capital empleado para su financiación.

En la izquierda, ocupando el tradicional concepto contable de ACTIVO  del balance, nos encontramos con las aplicaciones del capital, es decir, con la inversión que la compañía ha de acometer para desarrollar su capacidad económica y productiva, su Activo Neto.

–       NECESIDADES OPERATIVAS DE FONDOS O NOF que vienen a ser los fondos mínimos necesarios que la compañía ha de disponer para el desarrollo de su actividad económica y cuyo concepto podemos cuantificar como el importe neto de los saldos mínimos de  Tesoreria + Cuentas a Cobrar + Stock menos el saldo que la compañía consigue financiar de manera espontánea con sus proveedores y acreedores, es decir, el Pasivo Espontaneo o no financiero.

–       ACTIVO FIJO que son aquellos elementos del activo, aquellos bienes de producción, que utilizamos durante varios periodos de explotación (inmovilizado) y que reflejamos en nuestra contabilidad por su valor neto, descontando a su valor de adquisición, la amortización acumulada.

En la derecha, en la parte del PASIVO, nos encontramos con las fuentes de financiación, con los orígenes del capital con los que la compañía financia su Activo Neto

–       DEUDA capitales que son prestados por un tercero en cualquiera de sus múltiples formas y por las que la compañía paga un precio (tipo de interés) explicito

–       RECURSOS PROPIOS los capitales propios de la compañía formados por la suma del capital inicial puesto por los socios (y las sucesivas ampliaciones si las hubiera) más el beneficio no distribuido, es decir, la autofinanciación de la que se dota la compañía con el dinero que va ganando y no reparte vía dividendo a los socios.

Las aplicaciones prácticas de este sencillo cuadro son múltiples.

Además de poder aplicarlo para un sencillo cálculo de la rentabilidad económica del negocio (Return On Assets = ROA) comparando el Beneficio Ordinario sobre el Activo Neto; conviene destacar su utilización para la previsión financiera en muy diferentes escenarios y especialmente en el momento de creación de un negocio o un proyecto.

Cuanto voy a vender y a qué plazo me van a pagar los clientes ¿?

NECESIDADES OPERATIVAS FONDOS

Que stock necesito tener para atender mis clientes y mi mercado ¿?

Que tesoreria mínima necesito para hacer frente a los pagos corrientes en función de mis cobros ¿?

Cuanto crédito me van a conceder mis proveedores y acreedores ¿?

Que inmovilizado necesito para desarrollar mi capacidad económica y productiva ¿?

ACTIVO FIJO NETO

 

Una vez determinada la inversión 0  Activo Neto (NOF + Activo Fijo) que el negocio necesita,  ¿se va realmente a obtener la financiación necesaria? ¿Cantidad? ¿Plazo? ¿Coste? ¿Contrapartidas ?

Cuando dinero necesito que me presten para poner en marcha mi negocio ¿?

DEUDA

Cuánto dinero necesito invertir como capital en mi negocio ¿?

RECURSOS PROPIOS

 

Si no se obtiene o no se hace en la cuantía necesaria, ¿están dispuestos los socios a invertir vía capital la diferencia? ¿Tienen suficientes recursos para hacerlo?

Todas estas  cuestiones, son ciertamente muy básicas pero de planteamiento irrenunciable a la hora de abordar cualquier proyecto de negocio y en mi opinión su respuesta debe de ser el primer paso de cualquier “business plan” o plan de empresa.

Como les digo a mis alumnos, y a todo aquel que quiere escucharme, sin plan financiero, no hay plan.

Más en QAH| ¿Qué es y cómo realizar un plan de empresa?, ¿Cómo conseguir mayor libertad financiera?

RELACIONADOS