Patrimonio 


Sillería de la Catedral de Córdoba

Dedicamos el artículo de hoy a hablar sobre una obra que, quizás y a pesar de su fama, no disfrute del reconocimiento que merece ni de la difusión que le corresponde, quizás por formar parte de un conjunto artístico monumental como es la Mezquita-Catedral de Córdoba.  Se trata de la Sillería de Coro de la Catedral de Córdoba, última obra del escultor Pedro Duque Cornejo y también una de las últimas muestras del esplendor del Barroco español.

Tras las obras del crucero, la bóveda del coro y el Altar Mayor, la situación económica del Cabildo impidió acometer la realización de una nueva sillería de coro, es por ello por lo que se decide trasladar parte de la sillería de la Antigua Capilla Mayor de la Catedral a este nuevo emplazamiento. Fue gracias al arcediano Díez de Recalde, que a su muerte en 1742, donó toda su riqueza, con el que se recobra el interés por la nueva sillería. Tras esto, el Cabildo encomendó la realización de varios proyectos a diversos artistas entre los que destacan Tomás Jerónimo de Pedrajas, que ya había trabajado para el Cabildo y nuestro autor, Pedro Duque Cornejo que acaba ganando el proyecto tras realizar una silla en madera de pino de tamaño natural. Los documentos nos hablan que fueron diez condiciones las que impuso el Cabildo al artista a la hora de afrontar el proyecto entre las que podemos destacar la de comprometerse a supervisar y dirigir la obra en primera persona así como realizar de primera mano los medallones de las sillas y el resto de relieves que componen la decoración.

Las obras de la nueva Sillería de Coro comienzan en 1748, cuando se decide también llevar a cabo la pavimentación del suelo. De 1752 destaca la realización del Trono episcopal, que ahora preside todo el conjunto de la Sillería y donde destaca el relieve, casi convertido en escultura de bulto redondo, de la Ascensión del Señor que además presenta una calidad compositiva y unos rasgos anatómicos destacables y propios de la técnica de Duque Cornejo.

Sillería de Coro. Catedral de Córdoba.

Sillería de Coro. Catedral de Córdoba.

La Sillería de Coro ideada por Duque Cornejo está formada por cincuenta sitiales que se disponen en dos niveles. Los del nivel inferior lucen en los respaldos medallones con relieves de los santos de Córdoba entre motivos vegetales, mientras que los sitiales del nivel superior están decorados con dos medallones en los que se efigian escenas del Antiguo Testamento en el inferior, y del Nuevo Testamento en el medallón superior que ponen de manifiesto la extraordinaria calidad del maestro sevillano. El centro del coro, como ya hemos dicho, lo ocupa la silla episcopal, elevada sobre gradas cerradas con barandas de bronce. Se estructura a modo de  retablo, con dos cuerpos de tres calles; las tres sillas están en la parte baja y se adornan con dobles medallones, con escenas de la vida de San Pedro y de San Pablo los pequeños, y en los grandes el Milagro de la Mula, San José con el Niño, la Virgen del Pilar, San Miguel venciendo a los ángeles rebeldes y San Vicente Ferrer predicando. Las calles muestran las imágenes de Santa María Magdalena y Santa Teresa, y en el centro una bellísima Ascensión de Cristo a los Cielos, flanqueada por la Prudencia y la Templanza; el conjunto está rematado por una imagen de San Rafael, custodio de la ciudad. Sobre las puertas hay dos tondos con Santa Inés y Santa Catalina y figuras recostadas de la Fortaleza y la Justicia. En los ángulos del coro pueden admirarse las tallas de los cuatro evangelistas, también realizados por Pedro Duque Cornejo en 1754.

La Sillería de Coro de Duque Cornejo se trata de una obra insólita dentro de la tradición de la época, no sólo por su calidad, sino también por su ordenación y simbología. Lo “normal” hubiera sido la realización de un conjunto en base a figuras individuales de medio relieve, sin embargo, Duque Cornejo se inspiró en modelos realizados en el XV y el XVI donde imperaban escenas bíblicas e incluso históricas. El modelo iconográfico fue responsabilidad del Cabildo y en concreto de D. José de Capilla y Bravo que dictó todas las escenas a representar.

Los restos mortales de tan insigne artista, que no llegó a ver su obra terminada al morir antes de su término, se hallan en el suelo de la Sillería bajo una placa en la que podemos leer lo siguiente: “Aquí yace Don Pedro Duque Cornejo estatuario de cámara de la Reina, varón de singular bondad y sencillez, celebre profesor de arquitectura, pintura y escultura, hizo la sillería del coro de esta santa Iglesia que concluyo con su vida el año de 1757 a los 80 años de su edad. Requiescat in pace”.

Vía| VV.AA. Guía artística de la provincia de Córdoba. El Grupo Arca. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba. 1995. Salcedo Hierro, Miguel. La Mezquita, Catedral de Córdoba. Publicaciones de la Obra Social y Cultural de Cajasur. Córdoba. 2000. arteencordoba.com, cordobapedia, enigmasdecordoba.blogspot.com

Imagen| Sillería de Coro, Silla Episcopal

RELACIONADOS