Coaching Profesional 


Where the heart is…

Heart

“EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN IGNORA” Blaise Pascal (1623-1662) Científico, filósofo y escritor francés.

Querido corazón, a veces nos olvidamos de ti y establecemos una gran parte de nuestra conexión a nivel mental y dejamos de escuchar lo que nos dices. Entonces recuerdo que tienes más de 40.000 neuronas y una gran inteligencia emocional y es en ese momento cuando nuestra mente debería rendirse a tus dictados.

“tú eres el único que sabe lo que necesitamos”

 

El corazón tiene la capacidad de percibir y dar respuestas simples a preguntas complejas. Nos permite tomar grandes decisiones y sin embargo en ocasiones, nos dejamos vencer por la mente y permitimos que nuestro ego se apodere de nosotros y es en ese justo momento cuando comenzamos a sufrir. Deformamos la realidad con nuestros pensamientos y nuestras emociones comienzan a ser negativas y para que seamos conscientes de ello, nuestro cuerpo enferma. De una forma tremenda e inteligente nuestro cuerpo nos avisa de que algo no está funcionando correctamente para que tomemos nuestro centro y volvamos a escuchar a nuestro corazón y que lo amemos y lo respetemos con más pasión y entusiasmo que nunca.

En ocasiones no estamos en coherencia, pensamos una cosa, sentimos otra y actuamos de otra, nos dejamos vencer por la razón.

 

Entramos en verdaderas luchas entre la razón y el corazón y en ocasiones salimos bastante lastimados porque perdemos nuestra energía vital en guerras absurdas. Cuando estamos en coherencia, no nos sentimos culpables porque hemos hecho justo lo que deseábamos y se produce un efecto absolutamente sanador y de alivio. Nos sentimos en paz y nuestra respiración se normaliza, irradiando felicidad.

Recuerdo una conferencia en la que contaba una historia en la que se ponía de relieve esa guerra entre la razón y el corazón. Contaba la lucha interna que tenía una novia que unos días antes de su boda se había dado cuenta que no estaba enamorada y no quería casarse. Su mente le decía que no estaba bien dejar plantado al novio a unos días de la boda pero su corazón le hablaba en silencio diciéndole que no estaba enamorada y no iba a ser feliz con ese hombre. Finalmente, escucho demasiado a su mente y se dejo apoderar por el miedo de las reacciones ajenas. Aunque siempre estamos a tiempo de palpitar nuevamente y así lo hizo esta novia, posteriormente.

A veces,  queremos darle explicaciones a todo y nos olvidamos de los más importe; vivir, sentir e inclusive de sonreír porque no paramos de pensar.

Nos ponemos nostálgicos haciendo apreciación a un pasado que ya no existe y con ansiedad planeando un futuro que tampoco existe y en el camino continuamos pensando y dejando de sentir el ahora que es lo único que realmente tenemos.

Cuando la decisión que tomemos nos produzca paz, aunque el resto entre en ataque, ahí tomamos conciencia de que estamos siguiendo los dictados de nuestro corazón. Existe sintonía entre lo que pensamos y lo que sentimos.

 

“SENTIR, SENTIR, SENTIR”, a esto nos deberíamos dedicar de forma exclusiva a jornada completa durante los 365 días del año.

 

Dejar que nuestra  intuición nos seduzca y seguirla al fin del mundo, con los ojos tapados, sin preguntarle a donde nos lleva. Confiando en el maravilloso viaje que nos ofrece y utilizando la improvisación para cada nueva situación.

La vida es una aventura mucho más interesante cuando dejamos de pensar de forma compulsiva e irracional.

El Instituto Heartmath de California (USA), realiza estudios muy importantes referentes a la importancia de la escucha del corazón. Les facilito el enlace para que puedan obtener más información con respecto a un tema tan interesante para nuestra salud.

He escogido un tema precioso; “Primavera” del italiano Ludovico Einaudi, compositor y pianista. Sin duda, nos ayudara a conectar con nuestro corazón.

 

Imagen: |Pixabay

Vídeo: |YouTube

Información adicional: |Instituto Heartmath

RELACIONADOS