Actualidad Jurídica, Jurídico 


Si extravío o se deteriora mi décimo premiado… ¿podré cobrarlo?

 

Como cada año, es tradicional que el 22 de diciembre nos pasemos la mañana pegados a la televisión, radio o internet a la espera de confirmar si definitivamente somos millonarios, o si por el contrario nos resignaremos a esperar a que algún año la suerte nos sonría. El Sorteo de Lotería de Navidad se convierte en estas fechas en una esperanza para todos.

Pero claro, siempre cabe dentro de todos algunas dudas que a priori no tienen una respuesta certera. Por ejemplo, ¿si rompo sin querer mi décimo o se moja, lo podré cobrar? ¿Y si lo he perdido o me lo han robado?

Hay veces que sin darnos cuenta rompemos un décimo pensando que no está premiado y resultó ser el único que no queríamos romper. En caso de que el décimo premiado esté roto o deteriorado deberá presentarse en una administración de loterías que lo remitirá a Loterías y Apuestas del Estado. Una vez allí, será la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre quien emita un informe a favor o en contra de su cobro.

Dejando el décimo en manos de la Administración de Loterías, podemos pensar que no nos lo pondrán fácil y finalmente no podremos cobrarlo. Siempre nos quedará la tutela de los Juzgados y Tribunales, pues por suerte contamos con bastantes resoluciones judiciales sobre la materia. De hecho la Audiencia Nacional, aplicando jurisprudencia del Tribunal Supremo, condenó en 2011 a la Administración de Loterías a abonar el premio de un décimo agraciado con El Gordo a su dueña que lo rompió y tiró a la basura involuntariamente. ¿Cómo lo consiguió? Acreditando que efectivamente fue ella quien lo compró, que nadie cobró ese décimo y aunque no recordara el número de serie ni fracción, el propio vendedor reconoció que la señora solía comprar el mismo número todos los años.

Si nuestro décimo fuera extraviado o robado, la cosa se complica. Lo que debemos hacer es denunciarlo ante la Policía Nacional o Guardia Civil antes de la celebración del sorteo, pues será la única prueba que tendremos para cobrarlo. En la denuncia ha de figurar el número, su serie y fracción. Si resulta premiado por más de 5.000 euros se podrá solicitar en el juzgado una orden de paralización del pago de premios.

La denuncia es muy importante, pues un décimo es un documento de crédito al portador regulado en el Código de Comercio (art. 547 y siguientes), y a tales efectos no se le reconoce más dueño que la persona que los presente a su cobro ante la Administración de Loterías.
Vía| Código de Comercio
Más información|Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)
Imagen|Principal Lotería 

RELACIONADOS