Coaching y Desarrollo Personal 


Sesión inicial de coaching

sesión de coaching

sesión inicial de coaching

El proceso de coaching comienza con el primer encuentro entre el diente y su coach, es en este momento cuando se construye la sintonía entre ambos y comienza el trabajo del coach.

Este primer encuentro sirve para definir el escenario, atender a los detalles prácticos acerca de cómo va a funcionar el proceso de coaching y explorar la situación actual del cliente.

Esta sesión de coaching se compone de ocho fases fundamentales:

1. Establecer sintonía y sentar las bases de la confianza. La sintonía es una relación de respeto e influencia recíproca, nace del intento sincero de comprender al coachee desde su punto de vista aunque no signifique estar de acuerdo.

2. Manejar las expectativas del cliente. Es importante saber que es lo que el cliente espera del proceso de coaching, el coach ha de explicar al cliente que va a hacer todo cuanto esté en su mano para ayudarle a cumplir sus objetivos y a vivir sus valores.

3. Valoración del cliente y obtención de información. Se trata de obtener información básica sobre el coachee y tratar de hablar sobre ciertas cuestiones fundamentales como la carrera, familia, objetivos, valores o el ocio. También deberá indagar sobre los movimientos oculares, gestos y patrones que utiliza, actitud o estado de ánimo predominante.

4. Descubrir cual es el problema más apremiante para el cliente. El coach debe clarificar el objetivo-resultado y deducir los valores que lo generan, explicar las posibles creencias limitantes y diseñar un plan de acción para construir o potenciar las habilidades necesarias.

5. Diseñar la alianza el coaching. Una forma de diseñar esta alianza consiste en dar en la primera sesión al cliente una hoja de papel con dos encabezamientos: a) el coaching funciona bien para mi cuando el coach hace lo siguiente…, b) el coaching no funciona bien para mi cuando el coach hace lo siguiente…

6. Tratar las cuestiones prácticas. Cuestiones tales como el horario, los honorarios, el cómo y el cuándo.

7. Compromiso con el programa de coaching. El coach deberá explorar el compromiso real del coachee, el coaching funciona únicamente si el cliente y el coach se entregan a ello. Tan sólo si se está emocionalmente implicado emprenderá el cliente la acción durante el proceso de coaching, el compromiso intelectual por sí solo no basta.

8. Comenzar el coaching con la cuestión más acuciante. Se comienzan las actividades con los objetivos más importantes. Es necesario que el coach mande tareas para realizar entre sesiones.

 

“¿Y cuando piensas realizar tu sueño?”, le preguntó el Maestro al discípulo. “Cuando tenga la oportunidad de hacerlo”, respondió éste. El Maestro le contestó: “La oportunidad nunca llega. La oportunidad ya está aquí”. Anthony de Mello.

 

Vía| The coaches

Imagen| Sesión de coaching

En QAH| Evaluación y seguimiento de Coaching, Elaborar el Plan de Acción

RELACIONADOS