Trending 


¿Ser paciente en la adversidad?

Contestar negativamente a la pregunta de si se debe “resistir en los momento difíciles” no significa que se posicione uno a favor de sucumbir ante las dificultades, sino que ante una situación contraria se tira la toalla para emprender otros caminos.

Los momentos difíciles, las desilusiones, los callejones sin salida, el desánimo… todo esto forma parte de la existencia. No pocas veces tenemos que hacer de entrenadores de nuestra propia vida y, como expertos tácticos, decidir si introducimos cambios o mantenemos a toda costa el ‘once titular’. En el mundo del fútbol destacan aquellos que saben leer los partidos e introducen variaciones sobre la marcha, antes de que sea tarde y el rival empiece a cobrar ventaja. Generalmente es más fácil -y puede que más prudente- aguantar en una situación inicial, que asumir el riesgo y el esfuerzo añadido de probar lo desconocido.

man-272679_640Esta pregunta es de esas que tiene aplicación en casi todos los momentos clave: pérdidas de seres queridos, rupturas amorosas, conflictos laborales, desencuentros, desilusiones… Incluso, (entre los usuarios de dontknow) hay uno que se plantea el “resistir” como la necesidad (o lo inútil) de aguantar el llanto cuando necesitamos desahogarnos de las emociones que nos superan.

 

Resistir a toda costa puede sonar muy digno, pero también se podría encargar de poner en peligro nuestra salud. Igual que hundirse a la primera, no ofrecer apenas batalla, vuelve casi imposible sacar a flote cualquier proyecto brillante, confirmar una nueva relación, la larga ruta aventurera del verano y hasta el intrascendente partido de tenis de los domingos.

En otro comentario se lee esta frase para la reflexión: “la única lucha que se pierde es la que se abandona”. Así es, pero algún sabio dirá que es mejor perder mil veces que ganar siempre. Como suelen decir, la actitud y la manera en que se interpretan los hechos marcan la diferencia.

La vida es una gran maestra y de todo se pueden obtener lecciones positivas. Lo más doloroso es aceptar que las cosas no tienen ninguna necesidad de marchar a nuestro gusto, incluso puede que tenga serios motivos para no hacerlo. Hay que descubrirlos… o tirarse de los pelos.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas?

 

Por Miguel Olalquiaga

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/67711/resistir-momentos-dificiles"]

 

 

RELACIONADOS