Moda 


Septiembre es Vogue Fashion’s Night Out en Ámsterdam

DSC_0597 - copia2Anna Wintour sabía muy bien lo que hacía cuando organizó en 2009 la primera Vogue Fashion’s Night Out en la gran manzana. Una noche dedicada a la moda de la mano de la revista de referencia más famosa del mundo, abierta a todos los públicos y cargada de tratos especiales, promociones, photocalls , música en directo, sorpresas y diversión asegurada que casi nadie quiere perderse, incluso si la moda no es tu pasión. Dicen las malas lenguas que el motivo de este gran evento fue promover las ventas y el lujo después de la crisis. La realidad es que seis años después seguimos marcando como fecha señalada la VFNO y no solo eso, sino que se ha extendido a una gran cantidad de países.DSC_0598 - copia2

El mes, septiembre. Comienza dejando atrás el verano, las vacaciones y los largos días de sol. Pero también llegan las ediciones de septiembre, los números más importantes del año, ya lo aprendimos en “The September Issue“. También tenemos la VFNO, el evento de Vogue que celebra la moda en mayúsculas y reúne a marcas y consumidores de una forma magistral.

En España habrá que esperar hasta el 18 de septiembre, fecha en la que tendrá lugar la sexta edición consecutiva. Pero hace tres días celebramos en Ámsterdam la VFNO de la mano de Vogue Nederland.

La cita, a las 18.00 horas en De Bijenkorf, Dam Square. La puerta estaba acordonada y el equipo de la revista llevaba la camiseta diseñada por Zoe Karssen para esta edición 2014. Cada una a su estilo: combinada con falda de cuero negra, con jeans y tacones, o gafas de sol y tote bag. Las azafatas DSC_0543 - copia2
llevaban vaqueros high waist, coleta con raya en medio muy pulida y labios rouge. Estilo por doquier, pero no esperábamos menos de una de las citas más importantes con Vogue. La única que no llevaba la deseada camiseta era Karin Swerink, editor in chief de la edición holandesa. No la necesitaba, llegó a la cita en una de las motos de Vogue, con banderas y moteros que lucían la sudadera diseñada también para esta edición. Espectadores, fotógrafos, el equipo de la revista y curiosos presenciamos la inauguración mientras Karin cortaba la cinta. Una vez en el centro comercial, había desfiles, DJ’s que se movían de un lado a otro con sus mesas, degustaciones, photocalls de todos los colores y mil productos personalizados. Chapó por las marcas que deciden hacer DSC_0550 - copia2partícipe al cliente de su producto, siempre pienso que no hay nada que le guste más al consumidor. Tommy Hilfiger estampaba en camisetas tus iniciales, UGG hacía ilustraciones de la mano de la artista Mimi Nizan, Sam Edelman, Chanel o Hermès daban regalos promocionales. Calvin Klein hacía sesiones de fotos con sus productos, podías conocer marcas locales como pom Amsterdam de la mano de sus creadores y un largo etcétera que es mejor vivir que contar.

Pero al mismo tiempo, se celebraban más actividades paralelas en otro punto icónico de la ciudad, las calles Hooftstraat y Van DSC_0562 - copia2
Baerlestraat
. La crème de la crème de Ámsterdam, donde se acumulan más tiendas de lujo por metro cuadrado. Conciertos, degustaciones de Moët Chandon y presentaciones de productos exclusivos como el vestido BLCK, se mezclaban con sesiones de fotos dentro de las tiendas y un sin fin de actividades atractivas para todos los públicos.

DSC_0574 - copia3Hay tanto que hacer, que no hay tiempo físico posible para disfrutar de todo. Pero es estupendo ver que tanto trabajo de organización resulta un éxito y todos despedimos una edición con ganas de que llegue la siguiente para poder hacer eso que se quedó en el tintero.

Yo ya estoy esperando al año que viene para seguir disfrutando de la moda dondequiera que esté y arrastrar a quién se ofrezca conmigo, son citas para compartir al fin y al cabo.

 

Vía| m a r i q u i t i n a

Imagen| m a r i q u i t i n a, Vogue Nederland

RELACIONADOS