Actualidad Jurídica, Derecho Penal, Jurídico 


Separación de Poderes ¿Mito o Realidad?

Partiendo del punto de vista de la separación de poderes; legislativo, ejecutivo y judicial, el Estatuto Real del año 1834 ya habla de tres estamentos para decidir cuestiones graves, la Constitución de 1837 , vuelve hablar de las cortes formadas por el Senado y el Congreso , eso sí con el Rey, los tribunales, y juzgados. Los cuales se siguen mencionando posteriormente en algunos documentos, como por ejemplo, en el Sexenio Democrático y la Constitución de 1869 en la cual también se añadió como novedad importante el “principio de legalidad”.

En la Segunda República de 1931, tenemos un texto formal y rígido, y se realiza en cuatro etapas; iniciativa, toma de consideración, disolución automática del congreso, y la aprobación eficaz de reforma. senado

Con esta breve introducción a modo de resumen, nos vamos a la Constitución de 1978 , en cuanto a lo indicado al principio sobre la separación de poderes para “el caballo de batalla” de todas y cada una de ellas donde tiene una importancia enorme para la equidad e igualdad. Si bien, a mi entender esta “separación de poderes” aún en la época actual sigue siendo una cuestión sin resolver, y me fundamento en que los miembros del Consejo General de Poder Judicial e incluso los del Tribunal Constitucional, lo elige el poder ejecutivo=legislativo, empero, si gobierna un partido X los seleccionados en su mayoría, serán de ese partido X , y aunque se les pide una unanimidad y consenso en los nombramientos, entre las diferentes fuerzas políticas , la Y , la O , P, la realidad es diferente , ya que se realizan pactos para designar a esos citados candidatos (jueces) , que no siempre, y reitero desde mi modestísima opinión, son ni los más adecuados, ni los mejores preparados , por tanto, se les exige muy poco para poder ser nombrado.

Ello implica que las decisiones que a veces toma el tribunal Constitucional sobre las leyes que ha dictaminado el Legislador las apoyen, otra cosa es cuando esas cuestiones no han sido determinadas, es decir, lo que planteo es la imparcialidad real y de facto que existe, al entender que seguimos sin resolver a pesar de la Historia que nos avala, que esa SEPARACIÓN DE PODERES, no sea sino una UTOPÍA, y no una cuestión de Derecho.

 

*Vía | Asesoría Garber
* Más información | Abogado Penalista
* En QAH | Papel del Rey

RELACIONADOS