Tecnología y Social Media 


Seguridad en los aeropuertos: Los cetreros

La seguridad de las operaciones aéreas es, sin duda, el objetivo principal de las diferentes organizaciones relacionadas con la navegación aérea.  El caso de construcción de aeropuertos, como en toda construcción civil, supone una repercusión sobre el medio ambiente existente. Y es que la seguridad se verá mermada si existe incompatibilidad entre las operaciones de las aeronaves y la presencia de una fauna incontrolada, principalmente las aves, ya sean autóctonas o temporales durante sus desplazamientos migratorios.

La presencia de estas aves en las proximidades de los aeropuertos puede provocar diferentes accidentes: Impactos con aeronaves, que puede provocar daños estructurales o en los mecanismos de control, comunicaciones, navegación… Y absorciones en los motores, es decir, las aves entran en el motor puediendo provocar el fallo del mismo por fractura de elementos o incluso explosión.

En el siguiente vídeo puede verse la absorción de un ave por parte de una aeronave al despegar, con el consecuente incendio del motor:

Existen diferentes medios para mitigar este peligro, como pueden ser alarmas disuasorias, uso de pirotecnia, destellos luminosos… Sin embargo, una de las más eficaces es también una práctica muy antigua y de gran importancia en la Edad Media, la CETRERÍA. Consiste en el empleo de aves de presa durante la caza. La utilización en los aeropuertos de estas aves tiene como misión evitar el establecimiento o paso regular de aves por el recinto. Se fundamenta en la reacción espontánea de las diferentes aves ante su enemigo natural. Si estas aves sienten la presencia de depredadores, evitarán pasar por aquella zona que esta bajo control, en este caso el aeropuerto.

Estas aves de presa, debidamente adiestradas, pueden ejecutar movimientos controlados en un territorio completo. Al realizar capturas selectivas o acciones disuasorias, provocan el desplazamiento de poblaciones de aves hacia otras zonas donde ya no sean un peligro potencial.

Tradicionalmente se han utilizado para la cetrería las llamadas aves nobles, es decir, aves que se alimentan de sus propias capturas y no de cadáveres o sustracciones a otras aves. Se encuentran los halcones, azores y gavilanes, quedando excluidos los milanos, aguiluchos, buitres y algunas águilas.

Esta labor, la de los cetreros y sus aves de presa, es esencial y muy importante en la seguridad de los vuelos durante el despegue y el aterrizaje. La forma en la que se comunican y ejecutan los movimientos es, también, una muestra de la dependencia del hombre con la naturaleza que le rodea.

 

Vía| Cuaderno AENA, las aves en los aeropuertos Manuel Zugasto Enrique, 2004

Vídeo| MayDay, youtube

Imagen| Aeropuerto Internacional Princesa Juliana (St. Martin) diariodelviajero.comMichael Pociecha’s gyrfalcon SFGate.com

RELACIONADOS