Cultura y Sociedad 


Secretos de The Beatles

La canción Yesterday de los Beatles que acaba de cumplir su primer medio siglo fue soñada por Paul Mc Cartney y escrita e interpretada al día siguiente de su genial creación.

Yesterday beatles

Todo un ejemplo de los variados y sorprendentes caminos epistemológicos que suelen transitar muchas de las creaciones humanas. Si Picasso aspiraba a que la inspiración le llegara trabajando, a Paul Mc Cartney le pilló, quién lo diría, durmiendo.

La música aparentemente pop de Yesyerday contó con un conjunto instrumental de música clásica: un cuarteto de cuerda, algo poco conocido por los seguidores de The Beatles. La música era tan buena que alguien pensó -el productor

George Martin

George Martin

George Martin- que unas guitarras eléctricas y una batería no iban a sacarle todo el partido que tenía.

Siguen pasando los años y el prestigio musical de The Beatles, lejos de olvidarse se acrecienta; no se trata únicamente de su buen hacer como creadores de melodías sin desperdicio, sino que sus temas son literalmente imperecederos tanto por su concepción como por su tratamiento

¿Qué razón anida tras el buen hacer de The Beatles? Para Mihaly Csikszentmihalyi (Creativity, 1997) la creatividad exige un previo y profundo conocimiento del ámbito creativo, porque esta no nace de la nada, sino que necesita sostenerse en un sólido dominio del oficio. Según Malcolm Gladwell (Outliers. The Story of Success, 2008) hacen falta al menos 10.000 horas de trabajo —diez años de ardua práctica— para alcanzar la élite en cualquier ámbito profesional. Desde Mozart a Bill Gates, pasando por Bobby Fischer y desde luego con The Beatles, siempre se ha cumplido tal estimación.

Beatles en Hamburgo

Beatles en Hamburgo

El principal secreto de The Beatles no es otro que las más de 10.000 horas que estuvieron trabajando musicalmente en Hamburgo. ¿Qué tenían aquellos clubes de la ciudad alemana para hacerlos tan especiales? No era que pagasen bien, ni que hubiera buena acústica, ni que el público fuese sensible ni entendido. Fue simplemente la cantidad de tiempo que el grupo tenía que tocar: “En Liverpool, las sesiones solo duraban una hora, así que tocábamos exclusivamente las mejores canciones, siempre las mismas. En Hamburgo teníamos que tocar ocho horas, así que no teníamos más remedio que encontrar otra forma de hacerlo”. El crisol de Hamburgo es uno de los secretos de The Beatles.

Para José Antonio Ruiz Rojo, crítico de la revista de música clásica RITMO, el ritmo pegadizo y comercialmente exitoso de la etapa temprana de The Beatles (Love me do, Please please me, From Me to You, She Love You, etc) pronto dio paso a temas de idéntica simplicidad estructural pero presentados con un sonido más cohesionado.

Harrison con su rickenbacker

Harrison con su rickenbacker

Los dos siguientes álbumes A Hard Day´s Night y Beatles for sale ofrecen ya un sonido más sofisticado gracias a la guitarra Rickenbacker de doce cuerdas de George Harrison.

El quinto álbum del grupo, Help! proporcionó las primeras novedades importantes: la utilización de instrumentos y conjuntos instrumentales propios de la música clásica como la flauta y el cuarteto de cuerda (que antes he recordado al escuchar Yesterday) y la mayor utilización de teclados y doblajes vocales; que fueron las futuras señas de identidad del grupo.

A partir de 1966, The Beatles, hartos del constante griterío de sus fans que impedían oír los sutiles efectos de sus creaciones recientes, optaron por abandonar los escenarios.

Album Eleanor Rigby

Album Eleanor Rigby

Siguieron a su retirada “del directo” sus más sofisticadas composiciones, como Eleanor Rigby, orquestada para doble cuarteto de cuerdas y Tomorrow Never Knows en cuya grabación se emplearon por primera vez amplificadores de efectos de vibrato a partir de las voces y un nuevo sistema para duplicarlas.

En 1967, The Beatles grabaron el revolucionario Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band, que según el crítico Ruiz Rojo, “otorgó respetabilidad intelectual al grupo y es generalmente considerado como el mejor álbum de música popular de todos los tiempos”, donde las canciones, sin pausa entre algunas de ellas, se conciben como un ciclo unido por un marco común.

La nueva técnica de grabación en 8 pistas y “la mano” del productor George Martin tuvieron mucho que ver con todo ello.

Entre las novedades cabe señalar: canciones rock escritas en dos compases distintos, la combinación de instrumentos de cuerda, arpa y coros griegos, órganos, armonios, cintas pregrabadas, instrumentos indios y escalas orientales y hasta ruidos de animales. La canción del disco –A day in the Life–   concluye con un antológico acorde final tocado en tres pianos y armonio prolongado durante cuarenta segundos gracias al aumento del volumen de la grabación.

The fool on the hill

The fool on the hill

The Beatles nunca repitieron caminos trillados. Desde las emotivas modulaciones en The Fool on the Hill —mi canción favorita—, hasta la instrumentación de I Am the Walrus, soportada por ocho violines, cuatro violonchelos, tres trompas, un clarinete… y los acordes de muchas de sus canciones inspirados en el piano de Beethoven, toda la obra de The Beatles ha devenido literalmente clásica. En All You Need is Love, de gran audacia rítmica, se juntan desde J.S. Bach a Glenn Miller, pasando por Greensleeves….y La Marsellesa.

Es un lugar común atribuir la separación de The Beatles a Yoko Ono, pero después del análisis de las grabaciones del grupo otras razones hacen más justicia, no solo a la verdad, sino sobre todo a la enorme categoría artística de un conjunto musical, cuya importancia crece y se consolida con el tiempo.

Yoko Ono

Yoko Ono

Más allá de las desavenencias de John Lennon & Yoko Ono con los demás miembros del grupo, su separación era obligada; salvo que hubieran pasado a interpretar su música en directo en las salas de conciertos de música clásica, todo un imposible físico y metafísico.

Su cuarto y decisivo disco Rubber Soul contenía canciones cuyas elaboradas armonías vocales, como es el caso de Nowhere Man, hacían casi imposible su interpretación en directo o incluso melodías extremadamente logradas y populares como Michelle.

 

* Twitter| @jbanegasn
* Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Viaje a Serendipia, Programa radiofónico “El quinto instrumento, George Martins”
* En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas
* Imágenes| YesterdayGeorge Martin, portada artículoBeatles en HamburgoHarrison con su rickenbackerEleanor Rigby The fool on the hill y Yoko Ono

RELACIONADOS