Coaching Profesional 


Sea Egoísta

75e02cd6a22ad4ec61a68e6785f802c5Se suele decir que una de las peores virtudes o defectos que puede tener un ser humano es el egoísmo. Bien es sabido por todos, que el egoísmo más puro, el que más se asemeja y adapta a su significado real, es capaz de convertir al ser humano en un ser más que despreciable y en algunos casos incluso completamente irritante e insoportable. Desde pequeños a usted, a mí y a cualquier persona de este mundo, nos han educado con el objetivo de omitir el egoísmo más peligroso.

A lo largo de nuestra vida, en numerosas ocasiones, estamos más preocupados por agradar y cumplir con los demás o por hacer las cosas como se supone que deben hacerse, que nos olvidamos de nosotros mismos. Es ahí, querido lector, cuando debería aparecer su propio egoísmo, ya que ¿A quién más que a usted afectan las decisiones que tome? ¿Cuántas de las personas que conoce lucharan por sus problemas personales? ¿Hace las cosas como le dictan hacer o como a usted les gustaría hacerlas?

Todo lo que ha vivido y le queda por vivir es suyo. Nadie, por muy cercana que sea esa persona, puede apoderarse de eso. Sea egoísta, preocúpese de sí mismo, tome sus propias decisiones, haga las cosas como usted quiere hacerlas, etc. El ser egoísta con uno mismo no es para nada negativo, es más le ayudará en gran medida a lograr, quizá, lo más ansiado por el ser humano, la felicidad plena. Consecuentemente, si usted está feliz consigo mismo, podrá disfrutar más del entorno que le rodea .

Por otro lado, debe ser muy consciente de la delgada línea que separa el egoísmo propio. Es sobre esta fina navaja, sobre la que debe caminar usted. El egoísmo es un arma de doble filo, la cual hay que dominar y saber utilizar a la perfección, de lo contrario uno podría llegar a lastimarse.

Reflexione acerca de todo esto y no lo dude, sea egoísta.

Nadie es nunca secundario para sí mismo (François Rabelais)

Imagen: Pinterest

 

RELACIONADOS