Coaching y Desarrollo Personal, Reflexiones 


¿Se puede alcanzar la felicidad?

felicidad

A lo largo de la historia, la felicidad ha sido un sentimiento muy cuestionado por el hombre. Son numerosos los personajes célebres de la historia que se han pronunciado por tan ansiada sensación. Es una cuestión que aún a día de hoy preocupa al ser humano. Nos inculcan que ser feliz en la vida es la meta deseada para todo hombre, pero ¿existe realmente la felicidad plena?

Algo muy común es confundir la felicidad con la euforia. La euforia es una sensación de júbilo que se siente como reacción ante un determinado suceso. Es un sentimiento efímero que no puede mantenerse durante mucho tiempo.

¿Cuál es el secreto de la felicidad? Uno tiene que buscar la felicidad por sí mismo. Una teoría es que una persona experimenta felicidad cuando se produce un gran cambio positivo en su vida, pero, esta sensación no dura mucho, ya que la persona, tarde o temprano, se acostumbra a ese cambio y vuelve a la normalidad. Por lo tanto, según esta teoría, el hombre tiene que conseguir cambios positivos en su vida frecuentemente para ser feliz.

Otro punto de vista es que la verdadera felicidad no sólo se consigue a través de estímulos externos, sino que también depende en gran medida de nosotros mismos y la percepción que tenemos sobre las cosas.

Un error frecuente es que tendemos a menospreciar lo que tenemos y a valorar aquello que anhelamos y no tenemos. Hay que intentar invertir esa tendencia y valorar los aspectos positivos que cada uno tiene en su vida. Gozar de buena salud, tener trabajo, una familia que te apoya, pareja, buenos amigos, son aspectos muy valiosos en la vida de una persona que frecuentemente están infravalorados.

Todo esto no significa que no hay que tener ambición en la vida, sino todo lo contrario. El tener ambiciones, objetivos o metas es un gran estímulo que también proporciona felicidad, pero han de ser metas alcanzables. No hay que buscar nunca objetivos imposibles ni desesperarse porque no se consigue llegar a la meta deseada.

En definitiva, ¿existe la felicidad o es un concepto fabricado por el hombre? ¿Son los animales  felices solo sobreviviendo y cubriendo sus necesidades más básicas? ¿Realmente la felicidad depende de otras personas y de estímulos externos o de la percepción que tenemos de nuestra vida? Son muchos los que se han pronunciado sobre la felicidad, ese sentimiento que todos buscan y pocos encuentran.

Vía| Motivación about 

Imagen| Educación contracorriente

RELACIONADOS