Cultura y Sociedad, Historia 


Se cumplen 80 años del ascenso de Hitler al poder (II): El despedazamiento del Estado democrático

 

incendio del Reichstag

Incendio del Reichstag

Como vimos en la publicación anterior, continuamos con el aniversario del acenso al poder en Alemania de Adolf Hitler. Lo dejamos cuando fue nombrado canciller el 30 de enero de 1933 por el jefe del Estado Hindenburg. Ahora nos centraremos en un hecho que significó el fin del estado de derecho en Alemania, y catapultó a Hitler y a los nazis como amos absolutos de Alemania. Nos referimos al incendio del Parlamento alemán o Reichstag en la noche del 27 de febrero de 1933.

Aproximadamente en el mes que transcurre entre el nombramiento de Hitler como Canciller del Reich hasta el incendio de Parlamento, en Alemania se vive una situación de total inestabilidad institucional. Nada más llegar al poder, Hitler exige al jefe del Estado, el mariscal Hinderburg, que convoque elecciones para principios de marzo. De esta manera Hitler esperaba obtener la mayoría absoluta, deshaciéndose de este modo del apoyo de los partidos conservadores burgueses, a los que consideraba incómodos.

Por otro lado, la estrategia del Führer  tenía otro objetivo, desarticular al partido comunista, antagonista político de los nazis. No quería desatar una persecución directa y contundente sobre ellos, ya que dañaría su imagen y daría aún más poder al partido socialdemócrata alemán, que era la principal fuerza política del país antes de la irrupción del Partido Nazi.

Necesitaba un acto que  justificará la eliminación del comunismo en Alemania. Este hecho fue el incendio del Reichstag. Se acusó de este suceso al comunista holandés, Marinus van der Lubbe, que fue detenido en el lugar de los hechos. Inmediatamente Hitler vio que este acto era lo que necesitaba para empezar a destruir al partido comunista alemán. Comenzó una campaña de arrestos sin justificación a cargo de Hernam Göring, máximo responsable de la policía estatal, esta se había convertido en un brazo más de las SA (Milicias de Asalto del Partido Nazi). Estos arrestos se basaban en un decreto-ley creado por el ejecutivo, que eliminaba varios derechos civiles e instauraba en Alemania el estado de emergencia, esta situación estará vigente hasta 1945. Varios autores, como Joachim Fest, consideran este decreto la verdadera muerte de la Alemania democrática.

Sorprendentemente Hitler no prohibió el Partido Comunista, dejándole acudir a las elecciones del 5 de marzo, en las cuales aumentaron sus escaños. Estas elecciones fueron un fracaso para Hitler y los nazis, ya que no obtuvieron su ansiada mayoría absoluta, aunque siguieron siendo el partido más votado de Alemania. Esto significó que tenía aún que mantener la coalición con los partidos conservadores burgueses, tan odiados por el Führer.

Sesión parlamentaria nazi

Sesión parlamentaria nazi

El último paso de Hitler para convertir Alemania en una dictadura se dio a finales de marzo de 1933. El Canciller convocó al nuevo Parlamento en el teatro Krolloper, nueva sede debido al incendio del Reichstag. Hay que mencionar que el Partido Comunista no pudo estar en esta sesión parlamentaria, porque todos sus miembros estaban arrestados, exiliados, o escondidos. Por otro lado, gran parte de los diputados socialistas estaban en la misma situación. El punto principal era la aprobación  de la ley de plenos poderes, que haría oficial la dictadura en Alemania tras el decreto de emergencia. Hubo un acalorado debate entre el líder de la socialdemocracia alemana Otto Wels y Hitler, ganando este último de manera aplastante. El Führer necesitaba dos tercios de los votos para sacar adelante la nueva ley, esto se consiguió gracias a la ausencia, antes mencionada, de los diputados comunistas y parte de los socialdemócratas.

A partir de este momento Hitler elimina los derechos civiles en Alemania, tales como la libertad de expresión o de prensa y convierte al país en una dictadura más de las tantas que existían en Europa en estos años.  Hitler se convertirá en amo absoluto del país con la muerte del jefe del Estado Hinderburg en agosto de 1934, fusionando los cargos de jefe de Gobierno y de Estado en su persona.

 

http://youtu.be/tJn8yobUzTw

 

Vía| Joachim Fest; Hitler; Editorial Planeta, 2012

Imagen| Incendio del Reichstag, Sesión parlamentaria nazi

En QAH| Se cumplen 80 años del ascenso de Hitler al poder (I): La victoria mediante las elecciones

Video| Youtube

 

RELACIONADOS