Cultura y Sociedad, Historia 


Se cumplen 60 años del fin del racionamiento en España

Durante este mes de mayo, se cumplen 60 años del fin del racionamiento en España. Se acababa, en principio, una época de restricciones y penurias. A partir de entonces, el país comenzó un periodo de lento crecimiento económico, que finalizaría en los años sesenta, con el periodo, conocido por los historiadores, como el desarrollismo.

Para comprender adecuadamente este proceso histórico hay que remontarse al final de la guerra civil española. Después de tres años de enfrentamiento fratricida, la economía estaba totalmente machacada, la industria y el campo habían sufrido especialmente la destrucción de la guerra. Oficialmente el racionamiento en España comenzó el 14 de mayo de 1939, un mes y medio después del fin de la guerra, y será suspendido en mayo de 1952, exactamente trece años después.

El racionamiento afectaba a todos los productos básicos para el funcionamiento de una sociedad civilizada y occidental. Desde los productos industriales, tales como el petróleo, hasta productos fundamentales para sobrevivir como el trigo y el aceite. La situación, grave de por sí, se vio aún más deteriorada con el inicio de la guerra mundial entre el fascismo, los regímenes democráticos y los totalitarismos de izquierda.

El fenómeno económico del racionamiento despertó en las conciencias españolas un sentimiento de supervivencia, buscándose literalmente la vida para poder sobrevivir con más holgadez. Uno de estos procesos se conoce como el estraperlo, o mercado negro. En él se podían encontrar productos, que en teoría estaban racionados, pudiéndose vender la cantidad que se quisiera, por un precio desorbitado. Este procedimiento fue perseguido por el Estado, y por otro lado fue criticado por varios sectores sociales. No hay que olvidar el enriquecimiento masivo de un pequeño grupo de personas, que se aprovecharon de la mala situación general de la sociedad española.

En los años 50, la situación internacional cambió completamente. La guerra fría había comenzado, el mundo estaba dividido en dos bloques, uno capitalista, liderado por los EE.UU, y otro comunista, encabezado por la URSS. Con este nuevo mapa mundial, España tenía un sitio asegurado dentro de la política internacional norteamericana. Era mejor tener una dictadura anticomunista en España, que un régimen democrático, que en sus últimos años de vida se había vuelto bastante procomunista. Por otro lado también hay que mencionar que el único grupo opositor que se mantenía en activo contra Franco, desde Francia, era el partido comunista, a las órdenes de Moscú.

Desde EE.UU comienza una política de acercamiento a España, con la vuelta de los embajadores a Madrid, que se habían marchado al final de la guerra mundial, 1946, como medida de aislamiento hacia el régimen franquista. Más adelante, en 1953, se establecieron las primeras relaciones entre EEUU y Franco, integrándose en la ONU en 1956. Por último, la guinda del pastel, fue la visita del presidente americano Eisenhower en 1959 a España. Gracias a estas buenas relaciones se llegó a una serie de acuerdos políticos. Principalmente EEUU financió armas al gobierno franquista y le concedió préstamos. A cambio se instalaron cuatro bases militares americanas. Actualmente la de Morón y la de Rota siguen en funcionamiento. Con estos acuerdos, se produjo el despegue económico de la  España franquista durante los años 60. Franco a su vez formó un gobierno con los tecnócratas del Opus Dei, las mejores mentes que había en España, para pilotar el crecimiento económico.

Como conclusión decir que el racionamiento en España, fue una auténtica calamidad que la sumió  en una de sus peores crisis económicas y sociales. Pero a su vez, desde su eliminación, supuso un lento avance económico que catapultó a España, en quince años aproximadamente, como una de las potencias económicas mundiales. Por otro lado, me gustaría que mi artículo sirviera, para mostrar que la sociedad española ha atravesado peores momentos que los actuales, y siempre ha salido adelante con determinación.

 

Vía| Club de los historiadores

Más Información|  Fusi Juan Pablo, Villar Sergio y Preston Paul, Historia de España Nº13, desarrollismo, crisis y transición, Editorial Historia 16, Madrid, 1976

Imagen| Gregorio Fernández Castañón,  Historia Lado B  

En QAH| Estraperlo, una historia de corrupción

RELACIONADOS