Cultura y Sociedad, QAH Viajeros 


San Marino: La república más antigua del mundo

De entre todas las repúblicas que existen actualmente en nuestro mundo ¿cuál de ellas será la más antigua? Para acertar esta respuesta hay que pensar en un país tan antiguo como pequeño porque resulta que la más antigua es la de San Marino.

Este microestado está situado en el norte de Italia entre Emilia Romaña y las Marcas en una zona accidentada a los pies del Monte Titano. Según la leyenda su fundación data de mediados del siglo IV cuando San Marino, un cantero cristiano oriundo de la isla de Arbe, que se había trasladado a la ciudad de Rimini para trabajar se vio obligado a huir debido a la política anticristiana del emperador romano Diocleciano. Al huir se refugió en el Monte Titano donde encontró una capilla que habitó y llevó vida de ermitaño. Como era diácono fundó una congregación religiosa con otras personas que encontró en condiciones similares a las suyas. Las tierras que habitó el santo pertenecían a una señora de Rimini que acabó dejándoselas en herencia a la congregación. Se cree que San Marino murió en torno al año 366.

Leyendas a parte lo que sí es cierto es que el primer documento escrito referente a la república data del 885 y trata de la disputa que mantuvieron el abad Esteban de San Marino y el obispo Deltone de Rimini sobre la posesión de las tierras, y en el que se le da la razón al abad. Durante esos tiempos San Marino era un municipio que tenía sus propios estatutos y estaba respaldado por alguna familia italiana importante o por algún noble. El gobierno de San Marino estaba formado por una asamblea llamada Arengo formada por todos los padres de familia que vivían allí y desde mediados del siglo XIII se conservan documentos con los nombres de los Capitanes Regentes y los primeros estatutos que son los que hoy en día están vigentes con algunas modificaciones. A finales de este siglo fue reconocido como un estado independiente por el Vaticano y en 1463 el pequeño territorio se vio aumentado por la adición de las pequeñas ciudades de las ciudades de Fiorentino, Montegiardino, y Serravalle y debido a esto se estableció como órgano de gobierno al Gran Consejo formado por sesenta ciudadanos.

El tiempo fue pasando de forma pacífica salvo las invasiones de 1503 y 1739 llevadas a cabo por César Borgia y el cardenal Alberoni respectivamente, pero fueron cortas y sin demasiada trascendencia. Fue reconocido como estado independiente por Napoleón en 1797 y más tarde (tras la derrota de éste) por el Cogreso de Viena en 1815.

Fortaleza San Marino

Primera de las Fortalezas de San Marino (Guaita) del siglo XI

Sorprendentemente San Marino fue la única ciudad estado que sobrevivió a la reunificación de Italia durante el siglo XIX sellando su independencia en 1862. Permaneció independiente a este proceso acogiendo a gente como G. Garibaldi que se refugió en la ciudad estado en 1849 cuando era perseguido por los austríacos.

Durante el siglo XX San Marino participó en la I Guerra Mundial del lado de los italianos y permaneció neutral durante la II Guerra Mundial, aunque fue invadido una vez más por los alemanes en 1944, aunque por muy poco tiempo.

En la actualidad el gobierno de San Marino están representado por dos Capitanes Regentes que se eligen cada seis meses por los el Gran Consejo General que como antiguamente está formado por 60 ciudadanos que se eligen democráticamente cada cinco años. San marino no pertenece a la UE pese a que desde el año 2002 utiliza el euro como moneda nacional y desde 1992 pertenece a la ONU. Depende casi exclusivamente de Italia y solo se puede acceder al país por carretera.

Via| Historia de los países del mundo. Salvat (2002)
Más información| San Marino site
Imagen| M. González Pinto

RELACIONADOS