Historia 


San Juan de Baños, el manantial milagroso de Recesvinto

 San Juan de Baños

San Juan de Baños

Se ha considerado San Juan de Baños como la iglesia más antigua de las que se conservan en España, Monumento Nacional desde 1867. Fue mandada construir por el rey Recesvinto en 661 d.C. como consta en una inscripción que se conserva empotrada en uno de sus muros y que, según traducción del Padre Fita, reza así: “Precursor del Señor, mártir, bautista Juan, posee en eterno don esta basílica, para ti construida; la cual devoto yo, Recesvinto Rey, yo mismo amador de tu nombre, te he dedicado, erigiéndola y datándola a expensas mías y dentro del territorio de mi propia heredad en la era 699, año décimo después de aquel en que se contaba el décimo de mi padre Chindasvinto y el tercero de mi glorioso correinado“. De hecho se trata del único templo que posee una lápida en la cuál consta su fecha fundacional.

Junto a la iglesia se conserva la llamada “Fuente de Recesvinto” (Monumento con carácter provincial, título otorgado el 8 de febrero de 1966), donde aconteció un hecho milagroso que tuvo al monarca visigodo como protagonista, debido a lo cuál decidió erigir en gratitud un templo dedicado a San Juan Bautista. Todo sucedió de la siguiente manera: el rey godo había luchado contra Fruela, caudillo de los vascones, a quien venció. A su vuelta pasó por el actual Baños de Cerrato (antigua Balnes), donde paró para descansar, pues sufría de dolores renales. En aquel lugar hubo unas termas romanas junto a un manantial del cual, Recesvinto, bebió agua. Se recuperó muy rápido de su afección, lo cuál atribuyó a un milagro, por lo cuál mandó construir el templo que daría en tutela al obispado de Palencia. La mencionada fuente, también conocida como “de San Juan” tuvo fama desde la antiguedad como un lugar del cual brotaba agua muy beneficioso para la salud. De hecho, en época romana, hubo un templo dedicado al dios de la medicina Esculapio (en Grecia Asclepios) y también cierto culto a las deidades benéficas del manantial, como muestra un ara, conservado en el Museo Arqueológico Nacional, que dice así “Al numen del manantial, voto cumplido“. Se conservan restos de la cisterna donde se realizaban baños de inmersión. El manantial fue canalizado al mismo tiempo que se construyó la iglesia, se trata de una de las escasas obras públicas hidráulicas de la época que se conservan, junto a la fuente ovetense de La Foncalada.
En San Juan de Baños podemos ver una característica muy común en muchos edificios cristianos de la Edad Media, pues se construyeron templos cristianos en algunos enclaves que habían sido considerados lugares de culto por los paganos, quizá exclusivamente para cristianizarlos, o quizá porque eran conscientes de la importancia que aquellos templos (los cuales ejercían una labor importante en su sociedad) tenían para aquellas gentes y, al cristianizarlos, permitían que los antiguos paganos no tuvieran que emigrar. Los templos habían gozado de gran importancia económicamente, su destrucción en muchos casos conllevó la despoblación del lugar.
Se trata de una iglesia que, pese a su belleza y la importancia histórica que posee, no estuvo muy bien conservada hasta el siglo XIX,  sufrió varias reconstrucciones a lo largo de su historia. Como sucedió en otros puntos del mundo rural romano de Palencia, la antigua Balnes quedó despoblada en el siglo VIII debido a la dominación musulmana, aunque el lugar se repoblaría un siglo más tarde. Los musulmanes sienten gran respeto por la figura de San Juan Bautista, por este motivo durante su estancia por aquellas tierras respetaron la iglesia de San Juan de Baños. Sabemos que en el siglo XII la basílica formó parte del patrimonio de la reina doña Urraca y más tarde a los monjes de san Isidro de Dueñas. Aunque hasta el siglo XVI fue parroquia en el XVII pasó a ser ermita ya que en Baños del Cerrato se construyó una iglesia más moderna.
Originalmente tenía un ábside central y dos habitaciones (Diaconium y Prothesis), una para vestirse los diáconos y la otra era donde las vírgenes preparaban pan sin levadura. Se realizó una remodelación en época gótica que convirtió la planta de la iglesia en rectangular con tres naves y cabecera triple, orientada hacia el este. Debido a esto el ábside central es visigodo mientras que los laterales son de época gótica. Conserva una pila bautismal que, por su forma y dimensiones, parece más bien una bañera, en la que se bautizaba por inmersión y aún no estaba del todo arraigada la tradición de bautizar a niños pequeños o recién nacidos. Se conserva en el presbiterio una reproducción en bronce de la corona votiva de Recesvinto (perteneciente al tesoro de Guarrazar, entorno al 653-672) que fue realizada con motivo del decimotercero centenario de la construcción de la basílica.
En el presbiterio de la iglesia se encuentra una reproducción en bronce de la corona votiva de Recesvinto, perteneciente al tesoro de Guarrazar y cuyo original se encuentra en el Museo Arqueologico Nacional en Madrid. Fue colocada en ese lugar al cumplirse el 13º centenario de la construcción de la basilica. Desde 1974, cada 24 de junio, se celebra en San Juan de Baños, coincidiendo con la celebración de la festividad del Bautista, la Eucaristía siguiendo el rito hispano-mozárabe, restaurado tras el Concilio Vaticano II y donde se comulga bajo las dos especies además de tener algunas diferencias con respecto al rito romano.
Se trata, en resumen, de un autentico tesoro artístico e histórico de nuestro país, uno de esos lugares donde da la impresión de poder sentir la devoción de aquellas personas que, a lo largo de los siglos, por allí han pasado. El agua que bebió Recesvinto hoy no es considerado como agua potable, como muestra un cartel que se encuentra allí, pero no es difícil imaginarse al monarca visigodo sentado bebiendo el agua que, como cuenta la tradición, le sanó gracias a la intervención milagrosa de San Juan Bautista.
Se puede visitar de martes a domingo entre el 1 de abril y el 30 de septiembre, de 10:30 a 14:00 y de 16:50 a 20:00. Se da una pequeña aportación de 2 euros que, si se visita en grupo, se reduce a 1,50 (salvo si es miércoles, que es gratis). Los niños tienen entrada gratuita. Si queréis informaros podéis llamar al 979770688 o al 628720885 (este para reservar visita de grupos).

Vía| Basílica de San Juán de Baños

Más información| Arte Guía San Juan de Baños 

Imagen| San Juan de Baños

En QAH| La monarquía electiva visigoda

RELACIONADOS