Historia 


San Antonio de Areco, viaje al tiempo de los gauchos

"Gaucho". Osvaldo Gasparini, pintor de Areco

“Gaucho”. Osvaldo Gasparini, pintor de Areco

Hubo un tiempo en la Argentina durante el cual el gaucho era una figura cotidiana y habitual en el campo argentino. El gaucho es el personaje tradicional argentino, de origen mestizo, solitario, melancólico y dedicado a tareas de campo en todas las extensiones del Río de la Plata. El gaucho dio lugar a numerosas historias y leyendas que forman parte del legado cultural argentino: en la historia, la literatura, la pintura…

Esta figura es hoy historia, pero hay un lugar en el mundo en el cual es posible viajar en la máquina del tiempo para conocer de cerca su vida y sus costumbres. Se trata de San Antonio de Areco, un pueblo situado a unos 115 km de la ciudad de Buenos Aires.

Antes de que llegaran los españoles en el siglo XVI, era territorio poblado por indios querandíes. Con la llegada de los colonizadores españoles, se tornó en territorio de paso obligado para acceder al Alto Perú o al Paraguay. Entre los indios y los colonos siempre hubo grandes tensiones, y fueron frecuentes los “malones” (saqueos de los indios contra los poblados españoles). En 1714 se produjo uno muy asolador, y fruto de él los colonos hicieron una promesa: si conseguían librarse, construirían una iglesia dedicada a San Antonio de Padua. Así fue cómo se construyó la iglesia del pueblo en 1730. San Antonio de Areco siempre recibió gentes de diversas nacionalidades (ingleses con las invasiones inglesas, e inmigrantes europeos durante mediados del siglo XIX), pero a pesar de ello, ha sabido mantener las tradiciones como ningún otro lugar.

Segundo Ramírez, quien pasó a la historia como Don Segundo Sombra

Segundo Ramírez, quien pasó a la leyenda como Don Segundo Sombra

En Literatura, José Hernández escribe en 1872 el Martín Fierro, la obra de literatura argentina más notoria. Pero no se queda atrás otra novela que tuvo su origen en San Antonio de Areco: Don Segundo Sombra, de Ricardo Güiraldes (Buenos Aires 1886, París 1927), publicada en 1926. Güiraldes nació en Buenos Aires, pero pasó sus primeros años de vida en Europa. Al volver, pasó su infancia y adolescencia en la estancia de su padre, “La Porteña”, en San Antonio de Areco. A lo largo de su vida fue haciendo numerosos viajes a Europa, volviendo siempre a pasar tiempo en la estancia paterna. Para escribir la novela, se inspiró en sitios concretos del lugar, reconocibles al visitar el pueblo, como el famoso “Puente viejo” o la pulpería “La Blanqueada”, también se cuenta que se inspiró en un verdadero gaucho llamado “Segundo Ramírez”.

Puente viejo

El “Puente viejo” de San Antonio de Areco

Todo el que quiera conocer de cerca la fascinante cultura del gaucho y el campo argentino, tiene la posibilidad de hacerlo en este entorno único de San Antonio de Areco acompañado del ambiente tradicional presente en cada esquina y recoveco, y de la exquisita novela del escritor Ricardo Güiraldes.

Vía| San Antonio de Areco

Más información| San Antonio de Areco Travel

Imágenes| “Gaucho”. Osvaldo Gasparini, pintor de ArecoSegundo Ramírez, quien pasó a la leyenda como Don Segundo SombraEl “Puente viejo” de San Antonio de Areco

RELACIONADOS