Tecnología y Social Media 


SAIH: cómo prevenir inundaciones y gestionar mejor el agua

Una palabras para mostrar mi sorpresa y admiración ante la idea tan genial que subyace detrás de Qué Aprendemos Hoy. En esta era donde la información nos bombardea de todas partes de forma interesada, donde destacar algo que merezca la pena conocer es cada vez más complicado, donde los mensajes cada vez son menos interesantes o son menos inteligibles, poder leer unas líneas con una descripción clara y concisa sobre cualquier tipo de persona, asunto o hecho es simplemente genial.

El título además profundiza en el deseo de todas las personas de querer aprender (“¡solo sé que no sé nada!”), muestra la inquietud hacia lo desconocido, el interés por mejorar, por crecer. Aprender es el punto de partida para poder progresar, por eso conseguir que un grupo de personas accedan a una comunidad con el solo interés de aprender es simplemente genial.

Os animo a proseguir en esta línea de querer aprender. Aquellos que tengan algo que compartir será porque previamente fueron arrastrados por las inquietudes del aprendizaje de lo desconocido.

 

Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH)

 

A raíz de las riadas de 1982, en el Levante y en el Ebro, y de 1983 en el Norte de España, la entonces Dirección General de Obras Hidráulicas (DGOH) puso en marcha, en 1984, un ambicioso proyecto; el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH). El proyecto, ideado para implantarse en cada Cuenca Hidrográfica, tenía como finalidad la recopilación de información en tiempo real para permitir a los gestores prevenir las avenidas y optimizar la explotación de los recursos hidráulicos.

Mas de 25 años después de su inicio y con una inversión aproximada de 650 M de euros, el proyecto SAIH está implantado en todas la Cuencas Hidrográficas, salvo en la vertiente cantábrica de Asturias y Cantabria, que saldrá a licitación en breve.

Resumiendo, el SAIH recopila la información a través de una instrumentación instalada en campo que convierte la variable hidráulica (por ejemplo, nivel del agua en un embalse, caudal circulante, precipitación, grado de apertura de una válvula…) en una variable eléctrica, analógica (intensidad o tensión) o digital (código binario), que es capaz de ser captada por una estación remota. Este equipo electrónico integra todas las señales y las envía al Centro de Control mediante una red y un protocolo de comunicaciones seguros y fiables. En el Centro de Control, esta señal es tratada convenientemente para archivarla y representarla. La información así elaborada y presentada permite ver el estado de la Cuenca Hidrográfica en tiempo real, detectar alertas y alarmas, analizar períodos determinados y simular y predecir acontecimientos futuros. Estos datos, convenientemente utilizados pueden introducirse en un Sistema de Ayuda a la toma de Decisiones (SAD) que permite a los Responsables disponer de una potente herramienta que les ayudará a decidir cómo actuar, especialmente en las situaciones más comprometidas.

Al ser un proyecto técnicamente multidisciplar, hidráulica, electricidad, obra civil, medio ambiente, comunicaciones y TIC, entre otras, el proyecto SAIH ha sido un ejemplo conjunción técnica y de Innovación. Aunque la tecnología ha cambiado mucho en estos más de 25 años, el SAIH siempre ha destacado por incorporar las tecnologías más novedosas que permitieran obtener la información de una manera más segura, fiable y sostenible tanto desde el punto de vista medioambiental como económico. Podemos confirmar que las redes de información hidrológica implantadas en España son de las mejores del mundo, han demostrado claramente que la inversión realizada ha tenido un retorno económico superior al esperado.

Enlaces a las páginas web de los SAIH de las cuencas hidrográficas españolas:

Ebro; Guadalquivir, Guadalete y Barbate; JúcarGuadiana, Tajo, Segura, Cuencas Mediterráneas Sur

Imagen| Centro de control Gualdalquivir

 

 

RELACIONADOS