Patrimonio 


Sacro Bosco, el lugar donde viven los monstruos

 

bomarzo_portadaEntre las sombras y una vegetación densa, emergen de la tierra figuras con formas gigantescas, oníricas y temerarias. El sonido del viento agitado entre las frondosas ramas de los árboles se une al rumor agudo del torrente de agua fluvial que discurre cerca. Un aura de misterio y belleza empapa la atmósfera de este lugar, entre amenazante y salvaje. La razón y la lógica no dirigen el palpitar de su esencia. Quien se atreva a entrar en el corazón de Bomarzo, en el Sacro Bosco; que lo haga libre de espíritu y dispuesto a iniciar un viaje entre los sombríos recovecos del alma humana al lugar donde viven los monstruos.

IMG_5560El Sacro Bosco, Parque de los monstruos o villa de las maravillas, como también se le conoce; es un peculiar jardín manierista del s.XVI, único en su género. Fue ideado y mandado construir en 1552 por el duque y condottiero Pierfrancesco Orsini, descendiente de una de las más honorables familias romanas. Según algunas fuentes, el arquitecto Pirro Ligorio, que terminó la cúpula de la Basílica San Pedro del Vaticano a la muerte de Miguel Ángel; ayudó al duque a idear este curioso jardín a los pies de su castillo en la localidad de Bomarzo. Este lugar se encuentra a unos 70 km al norte de Roma, enclavado entre montañas y bosques milenarios en la provincia de Viterbo. En una aproximación inicial al motivo de tan particular obra, las fuentes constatan que este espacio fue dedicado al honor y la gloria de su amada y fallecida esposa Giulia Farnese, sobrina del Papa Paulo III. Pero a medida que vamos descifrando los enigmas del Sacro Bosco, nos damos cuenta que los motivos que originan su creación son más oscuros y misteriosos. Ni siquiera podemos establecer una teoría a tan particular obra sin traspasar de los límites de la especulación. Una cosa está clara, su intención es la de ser algo “que se pareciese solo a sí mismo”, como apunta uno de sus mensajes grabados.

El espacio cuenta con algo más de 3 hectáreas de bosque autóctono, ocupando las faldas de una anfiteatro natural. Establecido en tres terrazas contaba con la creación de un lago artificial y fuentes (hoy inutilizadas); que aprovechaban un riachuelo que pasa cerca. Las colosales esculturas están diseminadas por el bosque sin un orden aparente. Representan a seres fantásticos, mitológicos, y animales exóticos y salvajes. También encontramos alguna construcción como un templo de estilo bramantino, que sirve de mausoleo para su esposa; un teatro, y otros elementos decorativos. Es importante destacar que el parque está repleto de inscripciones y mensajes enigmáticos grabados en la roca, otorgando más misterio y simbolismo al entorno.800px-Bomarzo_parco_mostri_casa_pendente Las esculturas están esculpidas en la misma roca madre. Se trata de una roca volcánica de la zona llamada peperino. Es una roca muy fácil de trabajar, sin embargo que no permite un acabado perfetto. Entre las obras esculpidas hay una casa inclinada en cuya entrada hay grabada la siguiente frase: “Animus quiescendo fit prudentior, ergo” (Busca la tranquilidad para que el alma gane en prudencia). También encontramos en el laberíntico parque la cara de un orco que nos invita a entrar en su interior a través de su boca, como si se tratara de la entrada al inframundo. En su boca se encuentra la inscripción “Lasciate ogni pensiero voi ch’entrate” (Dejad todo pensamiento los que aquí entráis”. Otras figuras que podemos ver por el parque son: un elefante de guerra arrollando a un soldado romano, Hércules en mitad de una lucha legendaria, un dragón con actitud desafiante, una tortuga gigante, el Dios Neptuno presidiendo una de las fuentes, la diosa Ceres y la diosa Perséfone, entre otros seres mitológicos. Todo lo fantástico, simbólico y misteriosos “solo para desfogar el corazón”, como señala otro de los mensajes grabados.

bomarzo-2El jardín no estaba destinado a agradar, sino a impresionar. El duque quería que quien paseara por sus laberínticas sendas se asombrara y dejase llevar por las emociones que le provocaban contemplar todos los sorprendentes rincones del parque. Todo lo contrario a lo que ocurría en las villas de alrededor. Los jardines de Villa Farnesio en Caprarola o de Villa Lante en Bagnaia constituyen el paradigma de lo que se ha denominado jardín manierista italiano. En ellos el equilibrio y la organización lógica dominan a la naturaleza creando un canon de belleza que invita al sosiego y la contemplación. La armonía y la felicidad del jardín renacentista desaparecen en el deliberado jardín de Bomarzo.

IMG_5557Algunos críticos han buscado la fuente de inspiración de este conjunto en el libro humanista “El sueño de Pofilio” de Francesco Colonna. Aunque otros piensan que todo el complejo es producto de la mente apesadumbrada del duque. Su vida estuvo marcada por la desgracia y el rechazo. Como si se tratara de un acto de rebeldía, intenta crear un lenguaje nuevo donde el individuo expresa su mundo interior lejos de los ideales de belleza renacentista. Un espacio donde poder iniciar el viaje a la esencia de uno mismo para enfrentarnos a nuestros propios monstruos. “Tú que entras aquí, pon tu mente aparte y dime si puede ser que tanta maravilla está hecha por engaño o por un arte puro”.

800px-Bomarzo_Park_Elefant

El Sacro Bosco cayó en el olvido durante 400 años, a raíz de la muerte del duque en 1584. Se dice que André Breton, fundador del movimiento surrealista; le enseñó a Salvador Dalí un cuaderno con fotografías del parque apuntando que todo su mundo estaba ahí cuatrocientos años antes de que él lo pintara. Dalí quedó tan impresionado que en su viaje a Italia en 1948, no dudó en adentrarse en el giardino dei mostri. En 1954 la propiedad fue adquirida por Giovani Bettini, quien se ocupó de su restauración y mantenimiento. Desde entonces, el inquietante universo de este jardín permanece abierto para su visita.

“Vosotros que vais por el mundo de viaje errando, tratando de ver otras estupendas maravillas, venid aquí, donde están los rostros de horrendos elefantes, leones, osos, orcos y dragones” (cita grabada en uno de los bancos del parque).


 

Vía| MUJICA LAINEZ, Manuel, Bomarzo, Ed.Seix Barral, 2010;

Más información| Wikipedia; Folleto del Sacro Bosco; Aproximación simbólica

Imagen| Portada (edición propia), Plano del parque, Casa inclinada, Hércules, Proteo Glauco

Video| Youtube: Bomarzo, paradigma de una revolución.

RELACIONADOS