Jurídico 


¿Sabías que puedes reducir la jornada por cuidado de hijos hasta 12 años?

La reducción de jornada por cuidado de hijos es un tipo de permiso parental, que junto con los servicios públicos y las asignaciones monetarias para el cuidado de personas dependientes, están dentro de las políticas de conciliación de la vida laboral y familiar.

Un padre observando a su hijo

Los mecanismos de conciliación, deben tener en cuenta la distinta concepción actual de la familia y los cambios producidos en el sistema de trabajo. La reducción de jornada para el cuidado de hijos, permite conciliar trabajo y familia, reduciendo el tiempo laboral para el cuidado de un menor.

Está regulada en el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores y hasta el 20 de diciembre de 2013, la edad máxima del menor por la que cuyos padres o persona que ostentase la guarda legal podía pedir dicha reducción era de 8 años. El 20 de diciembre de 2013 con vigencia de 22 de diciembre, el gobierno aprueba un Real Decreto Ley, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, modificando por esta vía el artículo del Estatuto de los Trabajadores y alargando el plazo de reducción de jornada hasta que el menor cumpla los 12 años, equiparándose a la función pública. El fin de esta modificación, es crear empleo y conciliar trabajo y familia.

Puede pedir la reducción de jornada cualquiera de los dos progenitores o tutores del menor de 12 años o persona con discapacidad que no desempeñe actividad retribuida y no se pueda valer por sí mismo. También la pueden pedir los padres, adoptantes o acogedores del menor afectado por cáncer o enfermedad grave y de larga duración que requiera cuidados directos, hasta los 18 años.

La jornada se puede reducir, entre un octavo y la mitad de su duración, reduciendo el salario en la misma proporción. Pueden acogerse a este derecho ambos progenitores a la vez, pero si trabajan en la misma empresa y es para cuidar al mismo hijo, el empresario puede denegar el ejercicio simultáneo si existen razones justificadas.

Si ya se estaba disfrutando de una reducción se puede ampliar hasta los 12 años; si el hijo cumplió los 8 años y se dejó de disfrutar, se puede solicitar una nueva hasta los 12 años; y si es la primera vez, puede entregar un escrito de solicitud con el horario deseado como máximo hasta que el hijo cumpla 12 años. En el escrito de solicitud se hace constar el horario, potestativo del trabajador, aunque el convenio puede regular la concreción del horario reducido. También hay que indicar cuánto se reduce la jornada, la duración y el inicio del mismo. Se solicita con 15 días de antelación, salvo fuerza mayor.

La empresa no está obligada a contratar un sustituto, pero si lo hace está obligada a que el trabajador contratado continúe hasta que el sustituido se reincorpore a jornada completa.

La reducción de jornada por cuidado de hijos, es un Derecho Fundamental, y como tal está protegido. En caso de ser despedido un trabajador, sería nulo, por vulneración de derechos fundamentales, debiendo interponer la demanda antes de 20 días de la notificación con el objetivo de la readmisión, salvo que el empresario pruebe su procedencia.

Conciliar no es trabajar menos sino trabajar de una forma diferente.

Vía | CSI-F

Más información | Laboro Spain, Europa Press

Imagen | Comfia.net

RELACIONADOS