Jurídico 


¿Sabes qué son las Tasas Judiciales?

Las denominadas Tasas Judiciales se impusieron por la infame Ley 10/2012, de 20 de Noviembre, por lo tanto los usuarios de la Justicia llevan dos años pagándolas. El Ministerio de Justicia maneja la cifra de 500 millones de euros recaudados hasta la fecha. Para el 2015 las previsiones del Gobierno ascienden a una recaudación de otros 395 millones.

Escribo sin ninguna pretensión académica, pero con la humilde intención de que este “impuesto” no se normalice e interiorice en la sociedad, lo cual tengo que decir que salvo por honrosas excepciones y La Brigada #T  es una de ellas, ya está ocurriendo.

¿Quién paga estas denominadas tasas?

Pues todo aquel que ejercite sus derechos ante la Administración de Justicia en el Orden civil, Contencioso, Social y Militar (en algunos supuestos). No se pagan tasas judiciales en el Orden Penal.

¿En qué cuantías?

Por poner un ejemplo para reclamar en vía civil un derecho con una cuantía procesal a 6.000 euros, hay que pagar 300 euros de cuota fija y un 0,1 variable en el caso de personas físicas. Si tiene Ud. la mala suerte de que no le dan la razón y pretende recurrir, tendrá que pagar 800 euros de cuota fija mas el 0,1% si es persona física o el 0,5% si es una pyme constituida en S.L.

Este coste es añadido al que supone los profesionales que haya contratado, Abogado, Procurador, peritos Judiciales, y una eventual y dramática condena en costas.

¿Como se paga?

Este “impuesto” se paga a través del modelo fiscal 696 y se ingresa en las arcas del Ministerio de Economía, pero si Ud. no lo paga, su derecho a reclamar  por ejemplo los 6.000 euros, se habrá volatilizado y el asunto se archivara sin más trámites.

¿Es posible el fraccionamiento de pago?

Las Tasas Judiciales no son solo recaudatorias, sino que impiden y coartan el ejercicio de los derechos ante los Juzgados, hasta tal punto que se pueden contar con los dedos de una mano (y me sobran dedos), los asuntos en los que se ha permitido el fraccionamiento del pago de esta tasa por la Agencia Tributaria. Cualquier deuda tributaria es susceptible de ser fraccionada menos esta, y además su impago genera la pérdida absoluta de la tutela judicial efectiva solicitada.

 

¿Somos todos iguales ante las Tasas?

No afecta a todos por igual, los beneficiaros del derecho a Justicia Gratuita no pagan tasas, y para las grandes empresas, Bancos, aseguradoras, multinacionales, es un gasto fiscalmente deducible o fácilmente repercutible en el consumidor final.

Impiden el acceso a la Justicia al asalariado, autónomo o pyme, que tiene la suerte de obtener unos ingresos mensuales algo superiores al doble del SMI, y por lo tanto n#CONSTITUCIONTASADAo es beneficiario de Justicia Gratuita, pero a quien pagar 800 euros por un Recurso de Apelación le lleva la mitad de los ingresos mensuales.

 

Implica entre otras cosas, que la denominada clase media se quede fuera de la Justicia, que no se interpongan Recursos de Apelación y por tanto haya un menor control en la calidad de las Sentencias y que en la práctica no haya doble Instancia.

Resulta igual de aberrante el pago de las Tasas Judiciales en el Orden Contencioso y Social, pero merece un próximo post.

 

Imagen| labrigadatuitera

Fuente| Aurelio González Alonso

Más información| Verónica del Carpio: El bosque y los árboles

RELACIONADOS