Cultura y Sociedad, Patrimonio 


¿Sabes lo que es una trepanación?

trepanaciónLa Arqueología está llena de tesoros, objetos sorprendentes que nos dicen mucho sobre las civilizaciones de nuestro pasado. Y no me refiero tan solo a objetos de valor como monedas de oro o utensilios curiosos; no. En muchas ocasiones la arqueología de campo depara sorpresas que hacen tambalear la más pura lógica. ¿Y sabes lo que es una de estas sorprendentes evidencias arqueológicas? La trepanación.

Las primeras evidencias conocidas de una trepanación se remontan al 1865, cuando un arqueólogo investigaba una tumba de la edad de Piedra en el sur de Francia, apareciendo el cráneo del individuo que ocupaba el sepulcro. Lo que le llamó la atención poderosamente fue que un trozo de hueso del cráneo yacía junto al resto de la cabeza. Este trozo de hueso formaba parte de ese mismo cráneo; además parecía que había sido pulido por uno de sus lados.

El cráneo y el trozo de hueso fueron enviados al laboratorio de anatomía y antropología de París donde se averiguó que en realidad no se trataba de un pulido sino que el hueso del cráneo ¡había crecido tras ser cortado! Esto quería decir que al individuo se le había cortado un trozo de su cráneo de manera deliberada.

Entonces, ¿qué es la trepanación?

Esta actividad conocida como trepanación hace referencia a los orificios producidos de manera deliberada en los cráneos de un individuo vivo. La Arqueología destaca este hecho como una de las primeras operaciones quirúrgicas de la Historia de la Humanidad. ¿Y para qué abrían el cráneo en época prehistórica? Es una incógnita. Probablemente para liberar presión del cerebro provocada por algún golpe o fractura, para “curar” dolores de cabeza o para sanar epilepsias.

Ejemplos de trepanación

Ejemplos de trepanación en un cráneo masculino y otro femenino.

¿Se puede estar seguro de que en la Prehistoria los individuos que se sometían a la trepanación sobrevivían? La Arqueología nos da la sorprendente respuesta. Muchos cráneos que se han encontrado con esta peculiaridad han aparecido con el agujero cicatrizado (como el de París que se pensó que había sido pulimentado), es decir, que se le hizo el agujero y posteriormente la herida fue sanando, como cuando nos caemos y nos hacemos una herida. Estos agujeros en el cráneo aparecen en proceso de cierre natural, regenerando el hueso, cosa que no podría suceder si el individuo hubiera muerto. Incluso se han encontrado individuos con varios orificios. La trepanación es una práctica que roza lo inverosímil, con fechas ¡de 7000 a 8000 años!

¿Con que instrumental se hacía? Como te podrás imaginar, no hay muchas evidencias del material que utilizaban. En época prehistórica, en las fechas más antiguas debieron usar, como no podía ser de otra manera, material lítico. La Antigua Roma nos reserva otras sorpresas: el tesoro arqueológico que representa Pompeya nos ha dejado una gran variedad de instrumental quirúrgico, con todo tipo de cuchillas, fórceps y tenazas de muy variada utilidad, lo que os permite hacernos una idea de lo avanzado de la práctica en este momento. Lo que resulta más llamativo son unos trozos de metal que se usaban para tapar la herida abierta, a modo de implantes.

Una pregunta muy recurrente es cómo podían aguantar el dolor de la operación. El problema al que nos enfrentamos es la falta de documentos escritos que nos hablen sobre la práctica médica de épocas tan tempranas. Si atendemos a civilizaciones más modernas, como por ejemplo la azteca, sabemos por testimonios de españoles del siglo XVI que éstos usaban alucinógenos para contrarrestar el dolor. Es probable que en la Prehistoria se hiciera uso de hierbas con el fin de mitigar el sufrimiento de tan violenta operación.

Más Información| Past horizons

Imagen| MARQ y Esther Gómez López vía Past horizons

RELACIONADOS