Coaching Profesional 


¿Sabemos ser asertivos?

Para comenzar, ¿qué es la asertividad?,  la asertividad es solo una parte de las habilidades sociales, aquella que reune las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Saber reclamar nuestros derechos de la mejor forma posible.

Asertividad

La asertividad es una habilidad básica que debemos desarrollar para mejorar nuestra autoestima

Una persona asertiva es aquella que afirma con certeza, conociendo los propios derechos y defendiendolos, respetando a los demás. La asertividad se encuentra en el punto central de un continuo en el que a un lado encontramos la pasividad y al otro la agresividad. Una persona pasiva olvidará sus derechos para dar siempre su brazo a torcer a favor de otros. Alguien agresivo, intentará imponer sus ideas y sus preferencias, olvidando los derechos de los demás. La persona asertiva hará respetar sus derechos si olvidar los de los demás. El entrenamiento asertivo no consiste en convertir personassumisas en quejicas y acusadoras, sino a enseñar que la gente tiene derecho a defender sus derechos ante situaciones que a todas luces son injustas.

No todo el mundo sabe reclamar sus derechos sin agredir al receptor. ¿Cómo influye esto en el mundo de la empresa?

La conducta asertiva es muy importante en el día a día de nuestra empresa ya que va a facilitar nuestro trabajo y el de los demás. Si por el contrario nos encontramos en uno  de los extremos de la línea, tanto en el extremo pasivo como el agresivo, nuestra conducta nos generará malestar, lo que se reflejará en el día a día de la empresa. Una parte muy importante de nuestra asertividad es aprender a decir no, esta acción puede ser necesaria en algunos momentos y puede ayudarnos, por ejemplo, a ser más productivos evitando cargarnos de tareas que no vamos a poder cumplir.

Es importante, por tanto, trabajar nuestra asertividad tanto en nuestra vida personal como laboral. Los pasos que llevaremos a cabo en el entrenamiento asertivo son los siguientes:

1. Detectar cuál es nuestro estilo básico de conducta, saber si somos asertivos, agresivos o pasivos.

2. Identificar situaciones en las que queremos ser más asertivos.

3. Describir situaciones problemáticas. El autoregistro para esta descripción deberá contener lo que hacemos, lo que pensamos y lo que sentimos en esas situaciones.

4. Detectar ideas irracionales. Muchas veces nuestro comportamiento no asertivo es debido a que estamos utilizando ideas irracionales que deberíamos detectar para poder adecuarlas y modificarlas.

5. Definir nuestra respuesta asertiva en estas situaciones.

6. Ensayar nuestras respuestas.

7. Llevar las acciones a situaciones reales.

Es fundamental trabajar la asertividad en nuestra vida personal y profesional. Defender nuestro derecho sin olvidar los de los demás nos ayudará a sentirnos bien y ganar confianza, un equilibrio no siempre fácil de conseguir que supondrá la mejor realización de nuestro trabajo, de nuestras relaciones y de nuestra motivación interior.

Vía| Asertividad, Campus y Empresa

Imagen| Asertividad

RELACIONADOS