Economía y Empresa, Panorama Internacional 


Rusia y Estados Unidos: ¿qué consecuencias económicas tiene la situación en Ucrania?

La situación en Ucrania ha debilitado mucho las relaciones entre dos gigantes de la economía mundial. Tanto Rusia como Estados Unidos, esta última contando con el apoyo de Alemania, mantienen un tenso pulso en el este de Ucrania que puede llegar a su máximo clímax con la celebración de las próximas elecciones ucranianas el 25 de mayo.

La última reunión entre Barack Obama y Angela Merkel no ha hecho más que reforzar la posición de este bloque frente a Rusia. Las últimas sanciones han provocado la congelación de bienes a decenas de políticos y empresarios cercanos a Putin, además de a algunos bancos. Esto puede ser solo el principio, ya que la próxima semana está previsto que miembros del G-7 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Canadá y Japón) establezcan nuevas sanciones contra el país ruso.

La llamada tensión no para de aumentar. Una fecha clave en este sentido parece ser las próximas elecciones del 25 de mayo, sobre las cuales se prevé un posible sabotaje ruso, lo que acarrearía más sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.

¿Cuáles serían las consecuencias de estas tensiones? Sobre Europa mucho se ha tratado el tema de la dependencia energética de Rusia. Cerrar el grifo en este sentido podría provocar buscar una serie de vías alternativas todavía muy precarias, por lo que el precio energético se dispararía en la todavía marchita Europa. Incluso el presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció públicamente esta situación.

En cuanto a Estados Unidos, la carrera espacial estadounidense podría verse afectada. El pentágono podría tener problemas para poner sus satélites espías, ya que la mayoría de los cohetes utilizados para ello tienen propulsión rusa. El viceprimer ministro ruso, Dimitri Ragozín, ya declaró  “Sugiero a Estados Unidos que envíe a sus astronautas a la Estación Espacial con trampolines”, en referencia a estas tensiones.

Para terminar, Rusia no debería olvidar que el estado de su maltrecha economía y un posible aislamiento internacional son aspectos más relevantes que su viejo sueño expansionista. La situación geopolítica está pasando factura a Rusia, donde el Fondo Monetario Internacional ha pronosticado una salida de capital en torno a los 100.000 millones durante este año. Todo ello en un país que está en recesión en 2014.

Con este panorama, solo parece viable una salida: la diplomacia. Según muchos expertos en relaciones internacionales, cuando el diálogo no soluciona el conflicto es porque hay que seguir dialogando. Las consecuencias de no hacerlo serían catastróficas para estas tres potencias, y esto solo sería el principio.

Vía| El economista

Más información| El economista, CNNexpansión

Imágenes| Merkel, Putin

En QAH| Ucrania, al borde la bancarrota, El acuerdo final entre EEUU y Rusia: ¿El fin de las tensiones en Siria?,  Causas históricas de la situación actual en Ucrania, Ucrania de guerra civil a crisis internacional

RELACIONADOS