Derecho Mercantil, Jurídico 


¿Retroactividad o no en las sentencias de nulidad de cláusulas suelo?

Varias entidades de crédito ya han eliminado las cláusulas suelo de sus hipotecas

Varias entidades de crédito ya han eliminado las cláusulas suelo de sus hipotecas

La figura de las cláusulas suelo se encuentra de rabiosa actualidad en nuestro panorama judicial y bancario y es que desde que se produjera la STS 241/2013 de 9 de mayo se ha abierto la veda para solicitar la nulidad de este tipo de instrumento en los contratos hipotecarios que los contienen.

Las cláusulas suelo, tal y cómo se ha venido explicando en QAH, son las estipulaciones contractuales en virtud de las cuales se fija un tipo mínimo de interés que el hipotecado debe asumir independientemente de que el tipo de interés interbancario (Euribor) asuma valores referenciales inferiores a los pactados en contrato. Este tipo de cláusulas permite a las entidades de crédito protegerse frente al pago de su financiación en el mercado interbancario evitando incurrir en excesivas pérdidas por financiarse a un precio superior a los intereses que perciben de los contratos de préstamo hipotecario.

El hermano gemelo de estas cláusulas suelo son las cláusulas techo, que son estipulaciones contractuales que fijan un tipo máximo de interés para los préstamos hipotecarios, y que protegen al hipotecado de hipotéticas fluctuaciones al alza y subidas agresivas de los tipos de interés que dispararían sus cuotas hipotecarias.

El TS ha determinado que este tipo de cláusulas, aun siendo un instrumento habitual de práctica bancaria, son abusivas siempre y cuando no se acuerden bajo condiciones “comprensibles” y “transparentes”. Ello nos lleva a tratar de determinar qué se entiende por información transparente y cómo se adecua el concepto jurídico indeterminado a la realidad concreta de cada uno de los clientes bancarios de préstamos hipotecarios.

El art. 24 de la Orden EHA/2899/2011 de 28 de octubre de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios recoge la información adicional sobre los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés, y en él se indica que cualquier sistema de cobertura de tipo de interés (cláusulas suelo, entre otros)  que se comercialice vinculado a un préstamo concedido por una entidad de crédito llevará la obligación de informar al cliente sobre:

i) La naturaleza del instrumento de cobertura, si se trata de un límite al alza del tipo de interés o si es otro tipo de instrumento cuyo límite al alza vaya acompañado de un límite a la baja o cualquier otra característica, indicando que el producto no se limita a proteger al cliente frente al alza de tipos.

ii) La duración y las condiciones para su prórroga o renovación.

iii) La obligatoriedad del pago de una prima o no, y su importe.

iv) Las potenciales liquidaciones periódicas del instrumento, producto o sistema de cobertura, teniendo en cuenta los escenarios de tipos de interés.

v) La metodología de cálculo del coste asociado a cancelación anticipada

vi) Otras características del instrumento, producto o sistema de cobertura.

La postura del TS es la de "no haber lugar a la retroactividad" en las sentencias estimatorias de nulidad.

La postura del TS es la de “no haber lugar a la retroactividad” en las sentencias estimatorias de nulidad.

En el caso concreto de las cláusulas suelo y techo, el art. 25 recoge que deberá incluirse en el anexo de la Ficha de Información Personalizada (FIPER) el tipo de interés mínimo y máximo a aplicar y la cuota de amortización máxima y mínima.

La posición actual del TS en relación con la posible retroactividad de la nulidad de estas cláusulas suelo y la posible obligación de las entidades de crédito de devolver las cantidades “cobradas en exceso” a los clientes de préstamos hipotecarios en virtud de la aplicación de las cláusulas suelo, es que la citada nulidad se declarará con carácter irretroactivo, en aras a preservar el orden público económico y evitar riesgos de trastorno del sistema. Lo cual no ha impedido comenzar a ver jurisprudencia menor que comienza a condenar a las entidades de crédito a devolver las cantidades percibidas por este concepto (SJPI nº 4 de Orense de 13/05/2013; SJM nº 2 de Málaga de 23/05/2013; SJPI nº 1 de Barcelona de 31/05/2013; SJM nº1 de Bilbao de 19/06/2013).

Todo parece apuntar que las demandas por falta de transparencia en la contratación de estos productos se fallarán estimatoriamente a los intereses de la mayoría de los clientes, pero falta saber si el TS mantendrá su postura en lo referente a “no haber lugar a retroactividad” o variará su posición.

Lo que sí cabe a la reflexión es si las cláusulas suelo y techo son realmente abusivas o son un instrumento lícito al amparo de la libre autonomía de la voluntad de las partes a la hora de contratar y sobre todo, sí a largo plazo la desaparición de este tipo de instrumentos beneficiará o perjudicará a los hipotecados. Actualmente parece que perjudica porque en la actual situación recesiva y con el índice del Euribor por los suelos éstas protegen a las entidades de crédito en su operación de financiación interbancaria, pero a la larga, quizás en 10 años y con un escenario de crecimiento, el Euribor pueda situarse por encima de muchos de los techos que se han firmado, exponiendo a los clientes a agresivas subidas de los tipos y a unas condiciones mucho más desfavorables en sus préstamos.

Vía| Cláusula suelo

Imagen| Cláusula suelo 1, Cláusula suelo 2

En QAH| ¿Qué son las cláusulas suelo? Análisis de la STS 1916/2013, ¿Qué son las cláusulas techo en las hipotecas?, A propósito de las cláusulas suelo 

RELACIONADOS