Economía y Empresa, Jurídico 


Rescate o liquidación de bancos quebrados de la UE

Este dilema es el que se planteó al inicio de la crisis bancaria y que se resolvió  temporalmente con el rescate del Estado a la banca quebrada, que actualmente se está tratando de vender o subastar entre la banca que se le supone sana.

Tras este largo proceso de nacionalización o semi-nacionalización temporal, parece que los dirigentes europeos se han dado cuenta que hay que establecer un proceso de liquidación de bancos aunque no exactamente cómo se haría con el resto de empresas no financieras.

¿Cómo será el proceso de liquidación de la banca europea en quiebra?

Parece que de momento podemos distinguir dos propuestas claras:

A) Una liderada por Alemania: que en resumidas cuentas propone no pagar por la quiebra de la banca de otros países que no sean Alemania.

B) Liderada por el resto de países: el nuevo mecanismo único de resolución MUR, que empezará a funcionar en 2015, cubrirá directamente sólo a los 128 mayores bancos de la eurozona supervisados por el banco central europeo y no a todos como proponía Bruselas. Las autoridades nacionales de resolución serán responsables de planificar la resolución y la supervisión de los bancos más pequeños, como quiere Berlín, que pretende dejar fuera a sus cajas de ahorro.

En cuando al fondo de liquidación, que se financiará con aportaciones de la banca, en una primera fase estará formado por compartimentos nacionales, lo que significa que cada país deberá pagar por las pérdidas de su sistema financiero. El fondo se irá mutualizando progresivamente durante un periodo de 10 años, a un ritmo del 10 por ciento al año. Los compartimentos nacionales sólo desaparecerán el decimoprimer año.

Si quiebra un banco griego en 2016, la hucha de los bancos griegos tendrá que usarse al 100% antes de que pueda utilizarse dinero del resto de bancos europeos. Si la liquidación es en 2017, se usará el 90% de la hucha griega. En 2018, el 80% y así sucesivamente. El año número 11 ya no existirán los compartimentos nacionales. Es decir, es un Fondo Único, pero a medida que pase el tiempo será más Único. Bruselas espera que al cabo de 10 años el fondo de resolución tenga una dotación de 55.000 millones de euros.

Se adelanta de 2018 a 2016 la entrada en vigor de las reglas que obligarán a accionistas, preferentistas, bonistas sénior y grandes depositantes a asumir pérdidas en caso de rescate, a fin de reducir al máximo el coste para los contribuyentes, tal y como pedía Berlín.

La diferencia respecto al sistema actual será especialmente palpable para los bonistas senior, que hasta el momento han escapado de las quitas en los bancos portugueses, irlandeses, griegos y españoles.

El acuerdo definitivo lo podemos tener el 20 de diciembre de 2013.

¿Tendremos un sistema de liquidación bancaria a lo chipriota?

¿Estarán definitivamente protegidos los depósitos de menos de 100.000€?

Lo que parece claro es que han llegado al convencimiento de que es mejor liquidar la banca quebrada en vez de nacionalizarla total o parcialmente durante un tiempo mientras se encuentra un comprador solvente.

Imagen| liquidación de empresa

En AHQ| ¿Debió haber cerrado Bankia?, La futura Unión bancaria europea, ¿El fin de Europa esta misma década?

RELACIONADOS