Coaching Profesional 


Relativizando el presente, aprendiendo del pasado

Cualquier tiempo pasado fue mejor. O eso pensamos.

Cuando miramos hacia atrás vemos las aventuras del pasado con mucho mejor ojo que cuando las estábamos viviendo, relativizamos lo malo y mejoramos lo bueno. Piénsalo, incluso de aquella época en la que no viviste más que sinsabores, sacas alguna lección que te ha acompañado desde entonces. Me parece positivo mirar hacia atrás y aprender de lo ya vivido, es enriquecedor.

Carolina

“La vida es corta y tienes infinidad de posibilidades por vivir”

Con el paso de los años solemos sacar sabias conclusiones, como que hay que dudar menos y arriesgar más, que te tienes que hacer caso a ti mismo y que hay que tomarse las cosas menos en serio. Son valiosas lecciones de vida, resultado de lo bueno y de lo no tanto, sobre las que cualquier persona con muchos años a sus espaldas te puede enseñar.

¿Qué has aprendido tú? ¿Cuáles son tus lecciones de vida? Es bueno conocerlas. ¿Qué consejos positivos le darías a alguien al que le quedan por delante las aventuras que tú ya has pasado?

A veces no podemos evitar pensar que si pudiésemos vivir de nuevo una determinada situación actuaríamos de manera muy distinta. Utiliza tu capacidad de aprender del pasado a tu favor y aprende de él aunque no lo hayas vivido todavía. ¿Qué pensarías dentro de 5 años de lo que estás viviendo ahora? ¿Tendrá tanta importancia eso a lo que no paras de darle vueltas? Aprende a relativizar el presente quitándole importancia a aquello que te paraliza; la vida es corta y tienes infinidad de posibilidades por vivir.

¿Qué pasa si en vez de añorar haber aprovechado más el tiempo empezamos a hacerlo hoy? ¿Cómo afrontarías tus problemas? ¿Qué harías distinto?  Aprende a vivir con perspectiva tu presente y soltarás muchas de las cosas que no te gustan por el camino.

No sé si el tiempo lo cura todo, pero si ayuda a relativizar.

Vía| Texto cedido por la autora

Imagen| Visualización

RELACIONADOS