Derecho Internacional, Jurídico 


Relaciones UE – EE.UU.: Protección de datos

Al hilo de las alegaciones presentadas por el agente de la Agencia de Seguridad Nacional Americana (NSA), Edward Snowden, en las que exponía abiertamente las prácticas ilegales de espionaje masivo que se realizan a Gobiernos y ciudadanos de la Unión Europea, el Parlamento Europeo decidió poner en marcha una comisión de investigación para arrojar luz sobre el asunto y establecer un plan de acción.iStock_000007302155Medium_kataloglogin

Recientemente, la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo ha aprobado el informe generado en torno a esta cuestión en el que, entre otras cosas, llama a la suspensión de los acuerdos internacionales que la UE y EE.UU. mantienen en relación a la transferencia de datos personales y, al mismo tiempo, alerta de que la Eurocámara podría retirar su apoyo a la conclusión del Acuerdo de la Zona Transatlántica de Libre Comercio que actualmente negocian UE y EE.UU.

Los acuerdos a los que este informe hace referencia son, por una parte, los Principios de Privacidad Safe Harbour y, el Programa de Seguimiento de Financiación del Terrorismo, por otra. ¿Y qué son estos acuerdos?

Los Principios de Privacidad Safe Harbour regulan la transferencia de datos para propósitos comerciales entre empresas y compañías de la UE y EE.UU que se hayan adherido a estos principios. La Directiva europea de 1995 sobre la protección de datos sienta las bases para la transferencia de datos personales por parte de la UE a terceros países. En base a estas normas, es la Comisión Europea quién decide si el país tercero al que van  a ser transferidos los datos cuenta con un nivel de protección adecuado. Como resultado, en el año 2000, la Comisión Europea adoptó la decisión Safe Harbour en la que reconocía y aceptaba los Principios de Privacidad Safe Harbour que el Departamento de Comercio de EE.UU. había elaborado para así asegurar una protección de datos adecuada. Debido a las sucesivas relevaciones de espionaje masivo, el Parlamento considera que este acuerdo ya no cuenta con unos niveles de protección adecuados y exige la suspensión inmediata del mismo.

El Programa de Seguimiento de Financiación del Terrorismo nació poco después de los ataques del 11 de Septiembre de 2001. Esta iniciativa consiste en generar inteligencia en materia de activos financieros destinados a actividades terroristas mediante el acceso a la base de datos de transacciones financieras SWIFT. Por ello, para asegurar una aplicación efectiva de este programa es necesario un acuerdo internacional entre la UE y EE.UU, cuyos niveles de protección de datos son ahora cuestionados por el Parlamento Europeo; el cual aboga por una suspensión inmediata del mismo alegando que se clarifiquen las prácticas de espionaje que la Administración americana ha llevado a cabo sobre ciudadanos y entidades europeas que se encuentran fuera del alcance de dicho acuerdo.

Por último, el Parlamento Europeo amenaza con bloquear la ratificación del Acuerdo de Libre Comercio que la UE y EE.UU negocian actualmente. Dicho acuerdo supondría la creación de la mayor zona de libre comercio en el mundo generando alrededor de 300.000 millones de Euros anuales. Por una parte, El Parlamento exige que las nuevas reglas de protección de datos se negocien al margen de este acuerdo. Por otra, considera que hasta que no se restablezca la confianza entre la UE y EE.UU en materia de protección de datos y se ponga fin al espionaje de Gobiernos e instituciones europeas, incluyendo el establecimiento de vías de recursos judiciales y administrativos efectivas, no dará su consentimiento a la firma de dicho acuerdo de libre comercio.

Vía | European Parliament

Imagen | Spica

RELACIONADOS