Historia 


Reinado de Carlos IV de España

El rey Carlos IV de España (1788-1808)

El rey Carlos IV de España (1788-1808)

A modo de introducción podría decirse que el de Carlos IV es un reinado (1788-1808) condicionado por la situación internacional del momento, es decir, por la Revolución Francesa y por los periodos bélicos que continúan a ésta. A diferencia de Carlos III, este rey tiene una leyenda negra por diversas cuestiones, ya que la figura misma viene asociada por el momento final de sometimiento a la voluntad de Francia y por su propia capacidad personal. En este artículo trataré de resumir brevemente los periodos políticos por los que pasa el reinado de Carlos IV.

Conde de Floridablanca

Conde de Floridablanca

LA ETAPA DE FLORIDABLANCA (1788-1792)

Los cuatro primeros años de reinado de Carlos IV no aportan nada nuevo a la política española, ya que son una continuación desde el punto de vista de los políticos gobernantes, ya que se mantiene Floridablanca como secretario de Estado, el mismo que durante Carlos III. Al año siguiente de su llegada, se iniciaría la Revolución francesa, y la reacción de Floridablanca va a ser del todo anti revolucionaria, ordenando el aislamiento de España. Esto conlleva, entre otras cosas, una relativa resurrección del poder de la Inquisición, cerrar las fronteras de los Pirineos… Esta gran preocupación por el orden público era tal debido al miedo al efecto contagio de la revolución, y porque habían sido años de malas cosechas, por lo que había un clima de insatisfacción social que provocaba pequeñas revueltas. Además, cabe destacar que, como nunca antes se había producido algo así, la curiosidad por lo que pasaba en Francia era enorme, hasta el punto de que el gobierno de España acabó prohibiendo a los periódicos que informaran de nada que tuviera que tener con Francia bajo la amenaza de cerrarles el periódico. Por estos motivos, España no va a entrar en la coalición anti francesa que se está formando en Europa para detener la revolución.

Conde de Aranda

Conde de Aranda

EL AÑO DEL CONDE DE ARANDA (1792)

La actitud de Floridablanca como secretario de Estado es muy mal acogida, y eso lleva a que el Conde de Aranda sustituya a Floridablanca. A nivel interno, Aranda, que era partidario del viejo sistema político polisinodial de los Austrias, va a tratar de resucitarlo. A nivel externo, sigue manteniendo una actitud anti bélica con Francia, ya que cree que el enemigo a combatir no es Francia, sino Inglaterra. Quizás una de las cosas que precipitó su el fin de su breve gobierno fuera que siguiera manteniendo esta actitud a pesar de que guillotinen a Luis XVI de Francia y proclamen la república ese mismo año. Sea como sea, contemporáneamente a la muerte del rey francés y Maria Antonieta, el conde de Aranda es sustituido por Manuel Godoy.

LAS ETAPAS DE MANUEL GODOY (1792-1798, 1800-1808)

Manuel Godoy

Manuel Godoy

Manuel Godoy es un personaje extraño dentro de la Historia española, ya que experimenta un meteórico ascenso en poco tiempo. Antes de su llegada al poder en 1792, era un gran desconocido, ya que no había estado en ningún gobierno o consejo anterior. En pocos meses se convirtió en Capitán General, después en Grande de España y luego Secretario de Estado, gobernando durante la mayor parte del reinado de Carlos IV. El breve periodo de dos años en que cae (1798-1800) es por presiones francesas, ya que cae en 1798 por la presión del Directorio y vuelve en 1800 por presión de Napoleón. Entre estos dos años que no está él está de Secretario de Estado Mariano Urquijo.

Gaspar Melchor de Jovellanos

Gaspar Melchor de Jovellanos

También cabe decir que Godoy tuvo que soportar mucha oposición a sus medidas políticas, que pasan por momentos de ser conservadoras a ser más ilustradas, según sus intereses y conveniencias políticas. La oposición conservadora y aristocrática al gobierno de Manuel Godoy la encabeza el príncipe de Asturias, el futuro Fernando VII, mientras que luego hay sectores liberales que protagonizan una serie de conspiraciones contra Godoy. La derrota frente a Inglaterra y la situación económica interior, además de la oposición a Godoy, hacen que éste ceda a las presiones e incorpore a unos ilustrados a su gobierno. Entre ellos, hemos de destacar a Gaspar Melchor de Jovellanos como ministro de Gracia y Justicia, el cual quiere poner en marcha reformas de la Inquisición, del sistema de universidades, y de desamortización de bienes eclesiásticos. Sin embargo, no llega a conseguir esto, porque solo estará en ese cargo durante un par de meses. Su idea inicial con la desamortización de bienes de la Iglesia, por ejemplo, era aumentar los ingresos del Estado, ya que el dinero conseguido con esas ventas iría para las arcas estatales.

En colaboración con QAH| Historiae Heródoto

Vía| FLORISTÁN IMÍZCOZ, A.: Historia de España en la Edad Moderna. Ariel, 2004; GARCÍA CÁRCEL, R. (Coord.): Historia de España: siglo XVIII, la España de los Borbones. Cátedra, 2002;

Imagen| Carlos IV; Conde de Floridablanca; Conde de Aranda; Manuel Godoy; de Jovellanos

En QAH| La Ilustración española; La Ilustración española (II); La Ilustración en España

RELACIONADOS