Jurídico 


Reglamento: Concepto, fundamento y clases.

El reglamento es la norma que emana de la Administración pública, y que se encuentra subordinada a la ley dentro del ordenamiento jurídico, es decir, posee un rango formal inferior a la ley y otras normas de misma fuerza. La potestad reglamentaria queda reservada a los órganos de Gobierno de las Administraciones Públicas, por lo que el reglamento se reviste de carácter gubernativo.

Art. 97 CE : “El Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las Leyes.”

Es el reglamento una norma abstracta y general, por lo que no está destinada a regular un caso concreto y singular, sino a todos los casos referentes al supuesto de hecho que contempla y que podrían presentarse en cualquier momento.Con todo, los reglamentos son controlados por la autoridad judicial, los reglamentos contrarios a la CE, a la ley o al principio de jerarquía no serán aplicados por Jueces y Tribunales (Art. 106.1 CE).

Respecto a los fundamentos de la potestad reglamentaria, cabe apuntar que desde un punto de vista práctico los reglamentos por su agilidad resultan ser unas normas eficaces y versátiles capaces de regular todas las situaciones en las que la Administración pueda encontrarse cuando aplica la Ley. Esta última al contrario necesitan de un proceso más lento, debido a que las cámaras legislativas son un cuerpo político y no técnico.
Desde una perspectiva juríco-positiva el reglamento está reconocido por la CE por lo que existe un vínculo directo entre ambos. La potestad que la CE reconoce al gobierno es distinta a la potestad ejecutiva, concepto que vamos a ver desarrollado con las distintas clases de reglamentos:

  • Reglamentos Secundum legem (según la ley): en virtud de la técnica de remisión normativa, las formas de colaboración entre ley y reglamentos pueden ser:
  1. Reglamentos ejecutivos: se dictan en base a una ley preexistente desarrollan, complementan o aplican una ley.
  2. Reglamentos remitidos: dictados sobre la base de una remisión, sin límite material, por lo que no desarrollan un contenido legal.
  • Reglamentos praeter legem (independientes): son dictados sin ley previa, por lo que su cometido es regular materias de las que el legislador no se ha ocupado.
  • Reglamentos contra legem (de necesidad): tiene como finalidad cubrir situaciones de emergencia, cuando el ejecutivo está habilitado a dictar normas incluso contrarias a la ley, por ejemplo el Estado de Alarma, Sitio o Excepción.

Vía| BOE

Más Información| LRJPAC, LO 4/1981, LRBRL

Imagen| Jerarquía normativa, Reglamento, Ministerio AAPP

RELACIONADOS