Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal, Uncategorized 


Regalos con alma

En los últimos días varias personas me hablaron de Breaking Bad, no había visto ningún capitulo y decidí ver alguno, la verdad que no me ha enganchado y apenas he visto varios capítulos. Pero ayer, viendo un episodio hay una escena que me gustó: Walter White y su mujer Skyler acuden a la fiesta de cumpleaños de un amigo de universidad de Walter: Eliot Schawrtz, un hombre que ha tenido un gran éxito profesional que tratan de reflejarlo a través de   la casa que tiene. Eliot celebra su cumpleaños por todo lo alto. Walter y su mujer llegan a la fiesta y no se sienten muy cómodos y cuando llega el momento de abrir los regalos , como si se tratase de un cumpleaños de un amigo de mi hijo,  el prota se sienta con todos los regalos y los va abriendo, parece que cuanto más grande y voluminoso, mejor será  el regalo. Eliot recibe  una guitarra eléctrica firmada por Eric Clapton. Y  a continuación  se encuentra con un regalo más pequeño y mal envuelto que es el  de los White. Walter se pone nervioso, su mujer se justifica ; Eliot lo abre y descubre que son unas chocolatinas que tomaban él y Walter en la universidad. Ese regalo había tocado su corazón. Quizás el resto de los regalos inflaban  su orgullo, pero ese  le había hecho pegar un salto emocional a Eliot, le hizo viajar en su memoria a sus años universitarios, a esos recuerdos del pasado en los que soñaba con el futuro. La escena del regalo acaba ahí.

Regalar llegando al corazón

Regalos con alma

Pero me hizo pensar en que muchas veces buscamos regalos estrella: grandes, que se noten, que sean caros. Pero nos olvidamos de esos regalos con alma que llegan al corazón, que hacen vibrar los sentimientos de la otra persona. Que traen a la memoria un buen recuerdo. Los regalos con alma son esos que guardas con todo el cariño en un sitio especial, bien sea en un cajón de la mesa de trabajo para tenerlo a mano en un momento difícil, o en un lugar agradable de la casa, o quizás simplemente tienen un sitio especial en nuestra memoria. Los regalos con alma no tienen por qué ser solamente físicos, puede ser un paseo con una persona a la que quieres, una puesta de sol o una llamada, o a veces es una foto . No se trata de pensar en cuál sería el regalo sino en los sentimientos que provocará en esa persona. No voy a negar que si ahora alguien me regala ahora el iPhone 5 me pondré a dar saltos de alegría, pero creo que si recibo un regalo con alma, la sensación de felicidad será más duradera.

 

 

Más información| Generando Talento

Imágenes|  Creatives Blog

RELACIONADOS