Jurídico 


Reformas antiterroristas (I): Modificación del Código Penal

Tras los atentados terroristas de las pasadas semanas en Paris contra el semanario satírico francés ‘Charlie Hebdo’, perpetrado por el grupo terrorista AQPA (Al Qaeda en la Península Arábiga), las respuestas de los gobiernos europeos en pos de una solución para intentar frenar los atentados terroristas no se ha hecho esperar. El ejecutivo español, junto con el principal partido de la oposición, ha formulado propuestas no sólo a nivel europeo (como es la propuesta del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de aumentar el control de las fronteras europeas, tanto dentro como fuera del territorio de la Unión) sino también a nivel nacional, proponiendo cambios principalmente en el Código Penal aunque también en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y en la Ley de Seguridad Ciudadana, como podemos leer en la segunda parte de este artículo.

07cb438463bb8324b3b0f8eae1354603

Entre las medidas relativas a la modificación del Código Penal encontramos algunas tan evidentes como sería la elevación de las penas atendiendo a la gravedad del delito pero también importantes novedades como la regulación de la figura del lobo solitario a través de la cual se pretende desvincular el concepto de organización -hasta ahora necesario- para calificar un delito como terrorista, no siendo necesaria la pertenencia a una organización para que un delito sea considerado como terrorista.

Recordemos que la Unión Europea delimitó el concepto de terrorismo en la Decisión marco 2002/475/JAI del Consejo, de 13 de junio de 2002, relativa a la lucha contra el terrorismo. Por tanto, se hace necesaria la concurrencia de dos elementos; un elemento objetivo, que implica la comisión de una infracción penal, y un elemento subjetivo, que considera como terroristas aquellos “delitos realizados con el objetivo de intimidar gravemente a la población, de obligar indebidamente a los poderes públicos o a una organización internacional a realizar o abstenerse de realizar un acto cualquiera, o de desestabilizar gravemente o destruir las estructuras fundamentales políticas, constitucionales, económicas o sociales de un país o una organización internacional”.

Otro de los puntos clave de las modificaciones propuestas son las relativas a Internet, se propone, entre otras medidas, elevar las penas del enaltecimiento del terrorismo o penalizar la difusión por Internet de algún contenido de este tipo.

 Todas estas medidas, junto con las modificaciones de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y de la Ley de Seguridad ciudadana pretenden frenar cualquier posibilidad de atentado.

 

Vía| El País

Imagen| Agencia EFE

RELACIONADOS