Actualidad Jurídica, Jurídico 


Reforma en el Impuesto sobre Sociedades: introducción de un tipo mínimo en los pagos fraccionados

El pasado viernes se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 2/2016, de 30 de septiembre, por  el  que  se  introducen  medidas tributarias dirigidas a la reducción del déficit público.

La reforma recogida en el Real Decreto es la recuperación de un tipo mínimo en los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades, figura que el Gobierno suprimió el presente año. No debemos olvidar que entre 2012 y 2015, el gravamen mínimo era del 12% del resultado contable, afectando sólo a empresas con una cifra de negocio superior a 20 millones de euros.

Pues bien, a partir del presente mes, el tipo mínimo será del 23 % para aquellas entidades que facturen más de 10 millones de euros. Dicha medida afectará a un total de 9.000 empresas.Taxes_money

Por otro lado, en el caso de aquellos contribuyentes a los que resulte de aplicación el tipo de gravamen previsto en el artículo 29.6  de  la Ley del Impuesto sobre Sociedades, es decir, entidades de crédito y entidades que se dediquen a la exploración, investigación y explotación de yacimientos y almacenamientos subterráneos de hidrocarburos; el gravamen mínimo será del 25%.

El Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, insistió en que se trata de un anticipo y no de una subida fiscal, argumentando que las empresas abonarán más dinero en los pagos fraccionados; pero, en el momento de presentar la declaración anual el próximo año, tendrán derecho a una devolución o a una cuota tributaria menor. El objetivo, continuaba, es ingresar unos 8.000 millones de euros; lo que permitirá mantener una recaudación total del Impuesto de Sociedades de entre 20.000 y 21.0000 millones de euros al cierre de 2016.

La CEOE, por su parte, indicó que dicha reforma es una financiación al Estado a un tipo cero y que tendrá un impacto negativo en la inversión y en la creación de empleo.

Por último, desde el Gobierno, se señaló que el gravamen mínimo en los pagos fraccionados estará vigente hasta que el déficit baje del 3% del PIB.

Vía | BOE

Imagen | Tax

RELACIONADOS