Jurídico 


Reforma del Código Penal por la Ley Órganica 7/2012 de 28 de diciembre

El 28 de diciembre de 2012 se publicó en el BOE la Ley Orgánica 7/2012, de 27 de diciembre, por la que se el Código Penal en materia de transparencia y lucha contra el fraude fiscal y la Seguridad Social. Los aspectos más importantes de la meritada reforma son los que siguen:

Nueva y dura reforma del Código penal para acabar con el fraude y la falta de transparencia pública

Nueva y dura reforma del Código penal para acabar con el fraude y la falta de transparencia pública

1.-Responsabilidad penal de las personas jurídicas

En la regulación actual se encuentran incluidos los partidos políticos y sindicatos acabando con la excepción que hasta ahora existía en este sentido (cfr. art. 31bis5 CP). Su responsabilidad está en todo caso supeditada, como respecto del resto de personas jurídicas a la ausencia de control adecuado sobre representantes, administradores o empleados sometidos a las autoridad de estos.

2.-Delitos contra la hacienda pública

La regularización de la situación tributaria pasa a tener naturaleza de eximente completa al regularse como un elemento del tipo penal. Para que pueda admitirse la eximente es necesaria la declaración completa de la deuda y el pago completo.

Tal y como se establece en el texto legal, a pesar de que un procedimiento penal esté pendiente, la Administración puede continuar el procedimiento de cobro.

Se vienen a establecer reglas concretas para determinar la cuantía de la cuota tributaria defraudada.

Reconocida la comisión de los delitos y satisfecha íntegramente la deuda en el plazo de 2 meses desde la citación judicial, se prevé una atenuación de la pena en uno o dos grados. La atenuación también podrá considerarse en aquellos casos en los que los responsables colaboren en otras eventuales investigaciones de la misma índole respecto de otros presuntos responsables. Esta atenuación dependerá en gran medida de la magnitud de la cooperación y del tiempo que tarden en ofrecerla.

Resulta importante remarcar la creación de un subtipo penal agravado para aquellos casos en los que la cuantía defraudada sea de gran entidad, o se haya producido por una organización criminal o por medio de personas interpuestas. Estas conductas no prescriben hasta transcurridos 10 años desde su perpetración y suponen penas de hasta 6 años.

Si la cuantía defraudada a la UE se encuentra entre los 4.000 y los 50.000 €, la conducta será considerada delito, dejando atrás su calificación como falta, y estableciéndose una pena de cárcel de 1 a 3 años junto con multa del tanto al triplo.

Se eximirá de responsabilidad penal a los que hayan regularizado sus situaciones delictivas

Se eximirá de responsabilidad penal a los que hayan regularizado sus situaciones delictivas

3.-Delitos contra la seguridad social

A partir de ahora, la cuantía considerada como condición objetiva de punibilidad es de 50.000 € y de modo análogo a la regulación relativa a delitos contra la hacienda pública se establece un subtipo agravado de características similares.

Se prohíbe, como pena, la obtención de subvenciones, ayudas públicas o incentivos fiscales, tanto para el tipo agravado como para el ordinario.

4.-Delito contra los derechos de los trabajadores

Todas aquellas personas que utilicen masivamente trabajadores sin formalizar su incorporación al Sistema de la Seguridad Social o sin autorización para trabajar, estarán cometiendo un delito que lleva aparejada pena de prisión de 6 meses a 6 años.

5.-Otras modificaciones relevantes

Estas se refieren sobre todo al endurecimiento de la regulación de los delitos de falsificación de certificados de la Seguridad Social y a la Hacienda Pública y al falseo de contabilidad, documentos, o información económica de las instituciones públicas. Se aboga por tanto en este último aspecto por el fortalecimiento de la transparencia de las susodichas instituciones.

La reforma penal tendrá que demostrar si ha sido o no acertada, pero al menos da la sensación de haber sido algo más meditada que las reformas que veníamos experimentando mediante incesantes Reales Decretos. Cabría preguntarse si se da un mensaje acertado ofreciendo una eximente completa a los delincuentes fiscales que reconozcan sus delitos.

Vía| BOE

Más información| Reforma penal, El Faro Digital

Imagen| Fraude fiscal, AEAT

RELACIONADOS